Que nadie te lleve al huerto, mejor móntatelo en casa (Windowfarm)

En un mercado globalizado, cada vez lo tenemos más fácil para conseguir productos fuera de temporada, pero a menudo el desarrollo de esos alimentos no es sostenible o ni siquiera sabemos de dónde proceden exactamente.

El cultivo sostenible y próximo se ha abierto camino hacia nuestras neveras en los últimos años, pero los supermercados con este tipo de productos escasean y son mucho más caros que las grandes superficies.

¿Nunca has pensado en lo genial que sería poder cultivar tus propios vegetales y saber exactamente qué contiene el bocado que te estás llevando a la boca? Que vivas en medio de una ruidosa ciudad ya no es excusa ni impedimento para convertirte en agricultora de tus propias verduras.

¿Quieres cultivar tus propias ensaladas? ¿Quieres perfumar tu hogar con hierbas aromáticas? ¿O que sea primavera en tu balcón todo el año? Tenemos la solución: el windowfarm.

Qué es el windowfarm

El windowfarm consiste en cultivar huertos verticales en las ventanas construidos con botellas de plástico y un recipiente para contener líquido.

Desarrollado en 2009 por Brita Riley y Rebecca Bray para una residencia de artistas en el Eyebeam Center for Art and Technology de Nueva York, ahora es un proyecto open source incubado por la comunidad R&D.I.Y., que comercializa windowfarms prefabricados.

Aunque creemos que es mucho más divertido y fructífero hacerlo nosotras mismas y por eso te enseñamos cómo hacerlo

Cómo montarte el huerto en la ventana de casa

  1. Coloca las botellas boca abajo y conéctalas entre ellas haciendo un agujero en el culo de la siguiente botella. Repite este proceso con tantas botellas como quieras (o te vengan bien por la altura)
  2. Pasa 4 hilos resistentes desde la botella que está en la base, la más baja, y atalos en la más alta. De este modo, te quedará una tira vertical con las distintas botellas atadas a diferentes alturas.
  3. A cada botella hay que recortarle la base (la parte de arriba, puesto que están colocadas al revés).
  4. Llena las botellas con fibra de coco, arcilla expandida o cualquier material apto para la siembra.
  5. Planta las semillas de lo que quieras cultivar lo más profundo que puedas, cercano a la zona del tapón.
  6. Haz una pequeña raja en el tapón de la botella, para que el líquido se pueda filtrar a la siguiente botella pero no se escape el sustrato.
  7. Sitúa el contendedor del líquido justo debajo de la botella más baja para recoger el líquido que caerá de las botellas.
  8. Introduce una bomba dentro del recipiente del contenedor de agua. Al recipiente tienes que añadirle un tubo de agua que vaya hasta el culo de la botella más alta. Este será el encargado de depositar el agua que se irá filtrando botella a botella hasta volver a caer el sobrante en el contenedor a través de la botella más baja.

Y ya está, así de sencillo!! Ya puedes comer tus propias verduras con un consumo sostenible, responsable y muy decorativo.

Si quieres ver un paso a paso visual u obtener información sobre los windowfarms prefabricados, puedes hacerlo aquí: http://our.windowfarms.org/instructions_dev/

¿Te animas a comer de tu ventana?

 

Fuente imagen: http://www.huffingtonpost.com/2010/04/05/window-farming-no-garden-_n_525257.html