post platja

Disfruta de la playa manteniendo tu línea

¿Es necesario modificar la dieta durante el verano? No, según un estudio de Hospital Alemán no hace falta cambiar la dieta durante la época de verano. Hay que seguir respetando una dieta balanceada y equilibrada; aunque a veces entre playa y vacaciones cueste.
De todas formas, tenemos que tener en cuenta que en épocas de calor, tenemos mayores posibilidades de deshidratarnos y que por lo tanto, es esencial que consumamos mayor cantidad de líquido (sobretodo agua) y alimentos frescos como frutas y verduras. Así que ya lo sabes para cuando vayas a hacer la compra.
No tenemos que olvidar el resto de alimentos fundamentales que ya comemos durante todo el año; como los lácteos, los cereales o la carne y pescado.
¿Teniendo en cuenta todos estos consejos, como podemos mantener una buena dieta si nos vamos de vacaciones a la playa?
A continuación te proponemos algunos consejos para hacer comidas sanas que sean fáciles y sencillas de preparar:

  • Llevar siempre la comida en una neverita de playa, y estar seguros de que mantiene la temperatura. Es desaconsejable que los alimentos pierdan el frío.
  • Intentar llevar una dieta variada, no comer todos lo mismo.
  • Los sándwich, son una sencilla y rápida comida para la playa. Te damos algunas pautas para que sea lo más saludable posible. Los más sanos son los vegetales o de tortilla; en 2 minutos puedes preparar una tortilla (francesa, de atún, de verduras o de queso). El sándwich también puede ser de embutidos como pavo o jamón york a los que le puedes añadir también alguna verdura como el tomate fresco en rodajas. Si algún ingrediente está todavía caliente; espera a que se enfríe para que el pan no se reblandezca.
  • Añadir tuppers de ensaladas individuales. ¿De qué podéis hacer las ensaladas? De pasta, de arroz o de patata. Las ensaladas las puedes hacer por la mañana antes de ir a la playa o durante la noche anterior (sobre todo la ensalada de patata que quizás quita un poco más de tiempo). La ensalada de pasta es perfecta por si eres de las que te gusta nadar o bucear y necesitas energía.
  • Pinchos sanos: esta es una opción para los más sofisticados en temas de cocina y para los que les encanta cuidar su línea. Consiste en crear pinchos o rollitos de distintos sabores. Realmente los pinchos son una alternativa muy cómoda para comer cuando estás en la playa (entre la arena, el agua y el sol). Algunas sugerencias serían los de jamón con melón, jamón con piña, jamón york o pavo con queso, y los ideales para los postres: pinchos de fruta.
  •  Llevar siempre fruta, yogures y sobretodo agua para hidratarse. Si te has olvidado alguno de estos productos, un buen sustitutivo en época de verano y si estás en la playa es el helado, que a su vez, es un alimento muy recomendable como merienda.

Para que no te pierdas entre estos consejos durante el verano, te recomendamos que hagas un menú semanal para planificar qué vas a comer y para saber qué comprar cuando vayas al supermercado sin dejarte ningún elemento indispensable de tu dieta.