Ejercicio en el parque Siken Quebienteveo

El parque: ¡tu nuevo gimnasio!

¿Sabías que hacer ejercicio al aire libre cambia tu estado de ánimo y aumenta tu vitalidad y autoestima? Quieres ponerte en forma, pero ¿te aburre el gimnasio? No te preocupes, hay alternativas mucho más divertidas y baratas. Sólo tienes que buscar un parque o un espacio cercano que te resulte agradable, ponerte el chándal y salir a hacer ejercicio. Hay estudios que indican que la actividad física al aire libre aumenta los niveles de entusiasmo y placer y disminuye la tensión, la depresión y la fatiga de las personas que la practican. Entonces, ¿por qué no probarlo?

Te explicamos algunos ejercicios que puedes hacer y te ayudarán a quemar calorías. Usa los diferentes elementos del parque para ayudarte.

– Puedes empezar haciendo un poco de jogging alrededor del parque, combinándolo con tramos andando. Alterna las dos cosas en periodos de tiempo de cinco minutos. Después de correr, haz estiramientos para evitar lesiones.

– A continuación puedes empezar a trabajar distintas partes del cuerpo. Empieza por las sentadillas: de pie y con las piernas abiertas, baja la cadera como si fueras a sentarte. Haz 3 series de 8 repeticiones cada una. Si el primer día te cuesta, no te preocupes. Cada uno tiene su ritmo.

– Busca un escalón alto, o incluso un banco, si puedes. Sube y baja durante 5 minutos sin parar. De esta manera, tonificarás tus piernas.

– Para trabajar glúteos, cógete en el tobogán, si lo hay, como punto de equilibrio, sube la pierna hacia atrás con la rodilla formando un ángulo de 90 grados. Hazlo 15 veces con cada pierna. Si crees que no notas suficiente tensión, prueba con más repeticiones.

– Es importante mantener la espalda fortalecida. Busca algún sitio desde donde puedas colgarte y úsalo como si fuera espalderas. Realiza estiramientos sostenidos de 10 segundos, en series de 10.

Si ir sola te parece aburrido, coméntalo con tus amigos. Quizás alguien se apunta. En compañía, siempre es más divertido.

 

Cuestiones prácticas

Aunque no vayas a hacer ejercicio de alta intensidad, es importante que tengas en cuenta algunos consejos:

– Ahora que se acerca el frío, es importante que te vistas adecuadamente si vas a realizar ejercicio al aire libre. Cuando haces actividad física transpiras más y sientes más calor, pero debes abrigarte de todas formas. Lo ideal es que te vistas en capas, para irlas quitando a medida que lo necesites. Asegúrate que la capa que esté en contacto con tu piel sea un material que absorba la humedad.

– El calentamiento antes de empezar es obligatorio. ¡No te lo saltes! Es necesario para no sufrir lesiones y rendir lo suficiente. Estira bien brazos y piernas antes y también después. Usa distintos elementos que encuentres en el parque para que te sea más fácil.

– ¡Ojo con los resbalones! Si ha llovido o hace viento puede que te encuentres el suelo más resbaladizo de lo habitual.

– Bebe agua durante el entreno. Es fundamental hacerlo antes, durante y después. Esto es independiente de la época del año en la que estés. Tu cuerpo necesita estar hidratado los 365 días del año!

– Y, una vez llegues a casa, cámbiate de ropa. Si llevas prendas mojadas por el sudor durante mucho rato y hace frío puedes coger un buen catarro.

 

Dicho esto, ya tienes todo lo necesario para empezar: sólo te falta buscar el parque que más te guste y ponerte en forma. ¿Ves que fácil? J ¡Conviértete en la envidia de tus amigas este otoño!