Este otoño, ¡disfruta de la piña!

Quizás no te apetece tanto como en verano, pero la fruta es básica en tu dieta. Cada estación, tiene sus frutas. Escoge la de temporada y te asegurarás que esté lo más fresca posible. ¿Qué te parece la piña?

En otoño, tienes muchas opciones y de todos los colores. La piña es una de ellas. A pesar de tener su origen en Brasil, se ha hecho un hueco en nuestra cocina, gracias a su frescura y dulzura naturales. Además es muy completa nutricionalmente y te irá muy bien: contiene un 85 por ciento de agua, hidratos de carbono, fibra y una gran cantidad de vitaminas y minerales. Y lo mejor, está riquísima. ¿Qué más quieres?

Rica y nutritiva

¡Una fruta rica al cuadrado! Es fuente de vitaminas y minerales, y muy sana por sus propiedades nutricionales:

  • Contiene vitaminas A, B y C. Te ayudará a velar por el buen estado de tu piel, el funcionamiento correcto de tu aparato digestivo y la conservación de tus articulaciones.
  • Aporta potasio y yodo. Va bien para evitar rampas en las personas deportistas y regula el ritmo metabólico del organismo.

Una dieta depurativa con piña

La piña tiene importantes beneficios sobre el organismo y también para una dieta depurativa con piña para eliminar toxinas. Toma nota y verás que vale la pena:

  • Tiene un potente efecto antioxidante. Actúa contra los radicales libres.
  • La fibra que contiene la piña irá bien para aquellos que tengan estreñimiento, ya que regula el tránsito intestinal arrastrando toxinas. Recuerda que la ingesta de fibra es necesaria en cualquier dieta.
  • ¿Sabías que además la piña tiene un alto poder diurético y depurativo? Si comes piña te será más fácil eliminar agua del cuerpo a través de la orina. Así que si estás pensando en bajar de peso, incluye la piña en tus platos.
  • Y más de lo mismo con la celulitis. Favorece el drenaje de las células gracias a la bromelina, un principio activo que contiene y que se considera una verdadera arma contra la celulitis. ¿Has probado Celulidren Forte de Siken®? Lleva té rojo, té verde, achicoria, papaya, semilla de uva y ¡piña! Te ayudará a combatir la odiada celulitis. La bromelina además tiene propiedades antiinflamatorias.

Si te preocupa la piel de naranja, no te pierdas este otro post.

La piña en la cocina:  púding de plátano, con zumo de piña

La piña, como el resto de frutas tropicales, mejor tomarla cruda y sola, como normal general. Si la mezclas con otras frutas muy dulces, la acidez de la piña puede hacer que la combinación resultante sea un poco indigesta. De todos modos, esto no quiere decir que no pueda ser ingrediente de múltiples recetas.

Te proponemos una: púding de plátano, con zumo de piña.

Receta

  • 6 plátanos maduros
  • 150 gramos de harina
  • 50 gramos de almendra molida
  • 10 gramos de levadura
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • sal
  • aceite de girasol
  • zumo de piña natural
  • ralladura de limón
  • 15 gramos de jengibre fresco

Preparación púding de plátano

Su preparación es fácil y no tiene secretos:

1. Dora los plátanos en una paella antiadherente y cháfalos en un plato con un tenedor.

2. Mezcla la harina con la almendra, la levadura, la canela y la sal. A continuación, añade el aceite, el zumo de piña, la ralladura de limón y el jengibre fresco rallado.

3. Ponlo en un molde rectangular engrasado y al horno: 45 minutos a 180 grados.

4. ¡Y listo! Lo podéis cortar en rebanadas para servirlo.

Este otoño, disfruta de la piña con Siken®, ¡sin límites!