Merienda Siken

Una merienda sana y nutritiva ¡no te la saltes!

La merienda es uno de los mejores momentos del día.  Así que, ¿por qué prescindir de él? Es una oportunidad para completar tu dieta y añadir a nuestro organismo nutrientes, como antioxidantes, calcio, vitaminas, fibra y proteínas.

Las ventajas son múltiples. Supone un paréntesis en tu trabajo y una recarga de energía muy útil para tu organismo. No te engañes, te vendrá muy bien si al salir del trabajo quieres ir al gimnasio, por ejemplo, o si necesitas alargar un poco más tu jornada laboral. Si recargas tus pilas de manera saludable, no tiene porqué suponer un incremento de peso en tu balanza. De hecho, una merienda adecuada ayuda a controlar el sobrepeso. Dejar pasar muchas horas sin comer nada no es bueno para el cuerpo. Frena la quema de calorías y además baja el rendimiento.

[hs_form id=”16″]

La merienda es un recurso eficaz para calmar el apetito y no llegar a la cena hambrienta y con ganas de vaciar la nevera.

Reglas de oro

La clave está en escoger bien qué comer y qué no comer. Algunos consejos:

  • Elige tentempiés saludables y que no tengan un aporte calórico excesivamente elevado. Una merienda ideal debería estar formada por leche o derivados, fruta y cereales.
  • Aprovecha para tomar fibra. Puedes probar con barritas de cereales, como las de cereales con frutos rojos de Siken®.
  • Es tan importante el qué como el cuánto. No te excedas con las cantidades porqué entonces sí que te pasarás de la ralla con las calorías y no tendrás hambre para la cena.
  • Para que no interfiera en la digestión de la comida del mediodía, que no tiene porqué hacerlo, intenta que esté suficientemente alejada en el tiempo. Si has comido a las dos, no meriendes al cabo de una hora. Deja pasar más tiempo. Tampoco meriendes muy tarde, se juntaría con la cena.

Una merienda saludable

Es fácil caer en la tentación de la bollería, el chocolate o los snacks fritos, pero hoy en día podemos encontrar fácilmente tentempiés tan ricos como sanos. ¿Has probado los tentempiés ricos en proteínas de Siken®? Una barrita de vainilla y caramelo a media tarde te ayudará a aguantar mejor hasta la cena y sólo tiene 130 calorías. Las barritas pueden ser meriendas prácticas y sanas. Son fáciles de llevar porqué ocupan poco espacio. Siempre puedes tener una en el bolso o en algún cajón de tu oficina.

La fruta es ideal para la merienda. Aportan vitaminas, son bajas en calorías y satisfacen la necesidad de dulce. Si lo mezclas con un yogur desnatado, estarás tomando calcio, es rico en proteínas y cuidarás tu flora intestinal. En la variedad está el gusto. Cada día, prueba con algo diferente. Te proponemos varios ejemplos de meriendas saludables para cada día de la semana:

  • Un vaso de leche con cereales
  • Una barrita de cereales con fruta
  • Un yogur con frutos secos
  • Un mini bocadillo de jamón y queso
  • 4 galletas de manzana

Y, ya sabes, no te sientas mal por picar entre horas si saber escoger bien qué comer. La merienda es, a menudo, una necesidad que se olvida. ¡No te la saltes! Está dentro de las claves de una vida sana, que puedes consultar en el eBook Claves para una vida sana: ¿las cumples?.

[hs_form id=”6″]