Menú ligero Navidad Siken

¡Ni un kilo más esta Navidad con Siken!

A todo el mundo le gusta comer bien en Navidad y ahora que se acerca, ya debes estar pensando en esos kilos extra que no quieres ganar. Es cierto, es muy difícil resistirse a las delicias de las comidas navideñas, un trozo de turrón o un polvorón. Y aún más cuando ves que todo el mundo a tu alrededor los come, de dos en dos y de tres en tres. No te preocupes más de la cuenta, en Siken® tenemos alternativas para todo. Te proponemos algunos platos ricos y ligeros que pueden hacer de tu Navidad una época igual de mágica y sabrosa.

Menús ricos y ligeros

Lo que no queremos es que durante estos días te cargues de calorías extras y luego tengas que pasar una semana entera sin prácticamente comer, para compensar. La idea es que puedas comer platos igual de ricos que los tradicionales, pero con muchas menos calorías. Sí, los hay. Y lo mejor: que te ahorres esas digestiones pesadas típicas de la época. Sólo se trata de escoger los ingredientes adecuados y combinarlos bien.

Por ejemplo para el aperitivo, puedes optar por:

  • Unas anchoas marinadas
  • Sardinas, manzanas y queso
  • Montaditos de langostinos y aguacate
  • Ostras marinadas y cóctel de gambas

Suena bien, ¿Verdad? Pues si el aperitivo es así, imagínate el resto. Como entrante, puedes escoger alguno de los productos gourmet de Siken®. ¿Qué te parece una crema de pollo, champiñones o verduras? Son cremas ricas en proteínas y bajas en grasas, y que mantienen el sabor de la comida casera. Mejor imposible.

Llega el momento del plato principal, donde puedes dejar volar tu imaginación. Algunas propuestas divertidas que dejarán con la boca abierta a tus invitados:

  • Rape con endivias asadas y salsa wakame
  • Hamburguesa de verduras Siken®
  • Pollo asado con frutas
  • Lubina al horno (o el pescado que más te guste) con vinagreta de tomate
  • Pescadilla al papillote con puré de zanahorias

En el momento del postre, seguramente ya nadie tenga hambre. De todos modos, ¿quién le dice que no a un dulce? Te lo puedes permitir, siempre que no te pases. Una vez al año, no hace daño. Permítete un trocito de turrón o algún bombón. Si quieres algún otro postre selecto, pero ligero, prueba con la mousse de chocolate y caramelo o la crema de vainilla con chocolate crujiente de Siken®. Dos postres ricos en proteínas y bajos en grasas y azúcares.

Como ves, se puede hacer dieta sin tener que renunciar a los placeres inigualables de la alta gastronomía.

Y después de comer…

No le digas que no a una buena sobremesa. En días en los que se come un poco más de la cuenta, es mejor que no cojas el coche o hagas actividad física en seguida, antes de haber hecho bien la digestión. Así que en este sentido la sobremesa, en días como estos, es buena y aconsejable.

Y en los días en los que te pases en la comida, compénsalo luego en la cena. Toma algo ligero, no necesitas más. Una pieza de fruta, un yogur y una infusión, por ejemplo. Seguro que no te apetecerá nada más. Con estos consejos, te deseamos una felices fiestas, con Siken®. Y no olvides que cada semana, te damos nuevos consejos en nuestro blog. ¡Síguenos!