10 alimentos para conseguir una piel radiante

Tener una piel radiante no implica embadurnarnos de cremas todas las noches, una parte muy importante del cuidado de la piel reside en la alimentación. Te contamos qué alimentos ayudan al cuidado de la piel para que puedas introducirlos en tu dieta diaria.

El melocotón, tu mejor antiarrugas. Su vitamina A es indispensable para la formación las células de la piel, a la vez que contribuye a frenar el envejecimiento de la piel.

El kiwi, un antioxidante natural. Rico en vitamina C, es antioxidante e interviene en la producción del colágeno, que otorga elasticidad a la piel y hace que se deteriore más despacio.

El plátano, sinónimo de piel bella y luminosa. Es una fruta rica en zinc, por ello, mejora la renovación de las células cutáneas a la vez que las tonifica.

El brécol te ayuda a expulsar tóxicos. Gracias al magnesio que contiene, contribuye a expulsar tóxico, lo que conlleva una piel más limpia y luminosa.

Las almendras te protegen. Gracias a la vitamina E que ingieres cuando comer almendras hidratas la piel y la cuidas al mismo tiempo.

Los champiñones ayudan a que tu piel se regenere. Debido a que contienen riboflavina, los champiñones ayudan a tu piel a regenerarse más rápido.

El yogurt te aporta luminosidad. Los productos lácteos fermentados hidratan la piel, aumentando su luminosidad y elasticidad.

El chocolate negro, tu protector natural. Debido a su alto contenido en flavonoides (antioxidantes) ayuda a reducir la rugosidad de la piel a la vez que la protege del daño solar.

El atún, sinónimo de piel suave. El contenido en selenio de este pescado ayuda a conservar la elastina, proteína que mantiene la piel suave y firme.

Todos aquellos alimentos que son buenos para la piel también lo son para tu organismo, por lo que, recuerda llevar una dieta sana, equilibrada y variada para tener tan buen cutis como salud.

Si quieres saber más sobre cómo cuidarte te recomendamos el artículo Consejos para una vida saludable.