10 falsos mitos sobre la alimentación

Muchos son los falsos mitos que rodean a la alimentación y muchas veces esto hace que dejemos de tomar determinados alimentos que son necesarios. Por ello, te traemos 10 falsos mitos sobre alimentación y te contamos por qué son mitos.

Beber agua durante las comidas engorda. El agua no tiene calorías por ello, independientemente de cuando se tome no engorda. De hecho, tomar agua durante la comida ayuda a apreciar mejor el sabor y a tener una mejor digestión.

La fruta después de las comidas engorda. La fruta tiene las mismas calorías independientemente de cuando se consuma, sin embargo, sí que se suele aconsejar que se toma antes de comer puesto que libera unas enzimas que facilitan la digestión.

Los alimentos frescos son más nutritivos que los congelados. El frío mantiene las cualidades de los alimentos, por lo que no se produce una perdida de nutrientes al congelar los alimentos.

Las monodietas sirven para perder peso. De forma momentánea sí, pero al privar al cuerpo de nutrientes, vitaminas y minerales se produce el efecto “yo-yo” una vez se vuelve a una dieta normal.

La sal engorda. La sal, al igual que el agua, no aporta calorías, por lo que no engorda. Sin embargo, sí que favorece la retención de líquidos.

Las verduras son más sanas que la carne. Cada uno de los alimentos aporta unos nutrientes determinados que son necesarios para tener una buena salud, y la carne aporta una buena proporción de hierro.

Las patatas engordan. Las patatas son un 75% agua y sólo aportan 85 kcal por cada 100% por lo que no son un alimento hipercalórico.

La carne alimenta más que el pescado. El pescado, al tener menos grasa, se digiere con más facilidad y proporciona una menor sensación de sacieadad en el estómago, sin embargo, esto no guarda relación con que alimente menos.

La ensalada de los fast food es la opción saludable. Cuando a las ensaladas de los sitios de comida rápida se le ponen todos los condimentos su aporte calórico asciende a 530 kcal, mientras que una hamburguesa tiene 540.

– Cocer mucho la verdura es mejor. Los vegetales demasiado cocinados pueden sufrir una pérdida de sus vitaminas y minerales. Para conservar mejor sus propiedades es mejor hacerlas al vapor o hervirlas al dente.

Si te ha gustado el artículo y te interesan los buenos hábitos alimenticios te proponemos los posts Consejos para una vida saludable y Del campo a casa en un clic.