5 consejos para evitar el atracón en las comidas de Semana Santa

La Semana Santa es momento de reencuentros familiares y con ellos, vuelven a hacerse habituales las comidas copiosas e las interminables sobremesas en las que acabamos comiendo hasta 5 veces más de lo normal. Si esta Semana Santa quieres evitarlo, ¡sigue nuestros 5 consejos para no ingerir en exceso!

Evita sentarte en la mesa con hambre. Come 5 veces al día como si se tratase de una día normal para no llegar a la comida familiar con tanta hambre. Te ayudará a controlarte mucho más y a no ingerir alimentos en exceso.

Mantente alejada de los alimentos hipercalóricos. Es inevitable que en los días de comida familiar abusemos de frituras, pasteles y demás alimentos de gran aporte calórico. Con moderación se pueden tomar sin problema, pero si te cuesta no caer en la tentación, manténlos lo más alejados posible de tu plato.

No mezcles hidratos de carbono con proteínas. Una combinación de alimentos de estas características supone un gran esfuerzo a nivel digestivo para tu estómago, lo que produce una sensación de pesadez, gases y dolor abdominal.

Cuida los acompañamientos. Los días de comidas copiosas evita acompañar tus preparaciones con patatas o arroz, ¡apuesta por guarniciones verdes!

Ten cuidado con los entrantes. Las comidas familiares son muy propicias a los entrantes y aperitivos, tanto que por sí solos pueden aportarle a tu organismo demasiadas calorías. Evita tomarlos en exceso, tómalos con moderación. Si además consigues llegar a la comida con poca hambre, ¡será mucho más fácil resistirte!

Si te has excedido en Semana Santa te recomendamos nuestra publicación 5 alimentos depurativos post fiestas.