Mindful Eating, 4 trucos para ponerlo en práctica

El Mindful Eating no es el último grito en dietas, sino una corriente de pensamiento y forma de vida que te lleva a conocer tu cuerpo y a ser consciente de lo que comes.

Te damos 4 trucos que te ayudarán a ponerlo en práctica. ¡Conócelos!

¿Lo que sientes es hambre? Cuando sientes un pequeño dolor punzante en la boca del estómago es porque tienes hambre, pero la sensación de un agujero en el estómago no la provoca el hambre, sino los nervios, el estrés e incluso el aburrimiento.

Come conscientemente. Obvia la televisión y demás distracciones a la hora de comer. Siéntate únicamente con el plato, céntrate en lo que estás comiendo y disfruta de cada bocado. El truco es comer menos disfrutando de lo que comes, ¡conseguirás cambiar tu relación con la comida!

El agua será tu mejor amiga. Muchas veces no diferenciamos entre el hambre y la sed y tendemos a ingerir alimentos sin que nuestro organismo los necesite realmente. Cuando te entre el gusanillo, ¡bebe agua!

Quiérete. El Mindful Eating es una filosofía de vida no una dieta, por lo que adelgazar será una actitud de vida y no unas pautas de alimentación. Quiere, respeta y mima a tu cuerpo y así alcanzarás tu peso ideal para vivir con salud y energía.

Si te encanta cuidarte y sentirte bien contigo misma, te recomendamos el post Consejos para una vida saludable.