4 trucos para la operación bikini

Con la llegada del buen tiempo llegan los vestidos más cortos, la piel bronceada, las cenas en las terrazas, las quedadas con amigos en la playa… Y los bikinis. Una gran contradicción.

En una época en la que solemos tener la agenda copada de eventos sociales que siempre, siempre, giran entorno a una mesa es cuando queremos estar más guapas y delgadas para lucir nuestras últimas adquisiciones en ropa de baño en la playa o la piscina.

Hoy comparto contigo mis 4 trucos para la operación bikini que tantísimas veces habrás escuchado. A mi me funcionan así que pruébalos porque no está de más darles otra oportunidad.

  1. Bebe agua todo el tiempo. Sí, incluso cuando no tengas sed. Un sorbito aquí un sorbito allá. En muchas ocasiones aquellos kilitos de más que tanto agobian en la báscula es sólo cuestión de retención de líquidos y beber mucho ayuda a sacártelos de encima en un momento.
  2. Muchísimo deporte. Con el buen tiempo hago deporte unas cuatro veces por semana mientras que en invierno si llego a dos ya es un logro. Ahora apetece muchísimo más estar al aire libre, anochece más tarde, el aire es agradable y ayuda mucho a desconectar de las horas de oficina. Además, hay muchas más opciones para hacer deporte en la ciudad además de encerrarte en un gimnasio para sudar: patinar, salir en bicicleta, correr, andar rápido, un partido de vóley playa, correr con tu mascota por la orilla… Y algo que intento hacer cuando tengo un rato son los HIIT (high intensity trainings): son entrenos de máximo 20 minutos que puedes hacer en cualquier lugar a cualquier hora. Hay un montón de vídeos en youtube para elegir el que te parezca más fácil.
  3. Comer en platos de postre. Cuántas veces lo hemos oído, todas lo sabemos y nunca lo hacemos. Pues bien, es cuestión de comer de todo como lo haces habitualmente pero un poco menos y teniendo cuidado con las cosas que ‘’más engordan’’… Todas sabemos cuáles son y cuánto nos gustan. En un arrebato… ¡Agua!
  4. No me suelo perder ni una. No me gusta decir que no a un buen plan por tener que contenerme. Me apunto a cualquier cena con amigas que surja, a escapadas gastronómicas… A todo. Hay que disfrutar y no obsesionarse. Sin embargo, si sé que en una de estas ‘’quedadas’’ el menú va a ser mayor en calorías o en cantidad de lo que yo quiero acudo a Redupeso para llegar ya con menos hambre al plan y no sufrir si está todo riquísimo.

Estos son mis 4 trucos. Ahora estoy en ello y en pleno proceso de operación bikini.

¿Me cuentas tú cuáles son tus trucos?