5 consejos para afrontar la vuelta a la rutina

¿Lista para volver a la rutina? El verano llega a su fin y tras unas semanas sin horarios y preocupaciones, nos despedimos de las vacaciones y nos reencontramos nuevamente con la realidad. La vuelta a la normalidad suele ser complicada, volver a retomar algunos hábitos sobre todo alimenticios, supone un gran esfuerzo. Por eso, es importante estar preparada para afrontar la rutina y no caer en la conocida depresión post-vacacional. Toma nota de los 5 consejos que te damos ¡y empieza septiembre con buen pie!

[hs_form id=”17″]

  • Desintoxícate. Cuando estamos de vacaciones descuidamos nuestra alimentación y caemos en la tentación del picoteo, el helado de media tarde, los aperitivos…y sin querer descuidamos las calorías. Por eso, durante la vuelta a la rutina debemos acostumbrar el organismo a comer adecuadamente y a olvidarse de estos malos hábitos. Empieza por comer más saludable y evita el alcohol, ¡notarás los cambios!
  • Recupera los horarios. Comer a cualquier hora sin tener en cuenta los horarios durante las vacaciones e irte a dormir horas más tarde de lo normal te habrá pasado factura. Lo recomendable es que hagas 5 comidas diarias, de preferencia cada 3 horas, de esta forma tu organismo volverá a acostumbrarse y su funcionamiento será el adecuado. Recuerda que para volver a llevar un estilo de vida saludable también deberás recuperar tus 8 horas mínimas de sueño.
  • Planifica tus menús semanales. Llegó el momento de despedirte de los carbohidratos y de las calorías extras, para volver a recuperar tus hábitos saludables debes planificar tus menús diarios. Haz la compra a consciencia y prepara tus menús saludables, ¡evita improvisar!
  • Vuelve a tu rutina de ejercicio. Después de semanas sin pisar el gimnasio o salir a correr, volver a ejercitarte no te será fácil. Pero no te agobies, empieza poco a poco. La primera semana, sal a caminar unos 30 minutos y tu cuerpo se acabará acostumbrando a su rutina de ejercicio.
  • Limita las salidas a comer. En lo que se refiere a vida social y cómo esta afecta a nuestros hábitos alimenticios, es necesario limitar las salidas al restaurante. Por mucho que pidas una ensalada, la cantidad de condimentos y añadidos que tiene afecta igualmente a nuestra salud. La mejor forma de controlar la ingesta de calorías es preparando platos saludables en casa. Durante la vuelta a la rutina, intenta salir a comer fuera únicamente de forma puntual y esporádica.

Siguiendo estos 5 consejos que te proponemos, volver a la rutina será pan comido. No olvides que además de una buena alimentación y una rutina de ejercicio diaria, debes estar relajada y tener una mentalidad positiva. ¡Échale un vistazo a los 10 métodos de relajación para la vuelta a la rutina!

[hs_form id=”9″]