5 trucos para proteger tu piel del frío

En verano debemos proteger nuestra piel de las radiaciones solares, pero en invierno hay que tener también una serie de cuidados especiales ante las bajas temperaturas. La deshidratación es uno de los principales efectos del frío en nuestra piel, por eso, debemos proteger la epidermis del viento y aire frío propio de esta época. Toma nota de nuestros 5 trucos para proteger tu piel del frío:

1. Limpia la piel. El primer mandamiento que debes cumplir si deseas presumir de piel este invierno es mantenerla siempre limpia y libre de impurezas, sobre todo la del rostro ya que es la que más expuesta está a poluciones. Para ello, te recomendamos utilizar limpiadores por la mañana y por la noche antes de acostarte. De esta forma tu piel estará limpia y preparada para los productos que vayas a aplicar para protegerla del frío.

2. Usa crema con factor de protección. Ahora que tu piel ya está limpia, puedes prepararla para el exterior con una crema hidratante que contenga factores de protección, que no solo sirvan para verano sino también para invierno. Pero antes de ponerte una crema hidratante debes saber si es adecuada para tu tipo de piel. Según el tipo de piel que tengas, seca, mixta o grasienta, necesitarás un tipo de crema hidratanteu otra.

3. Evita los cambios bruscos de temperatura. Para el aseo, no uses agua demasiado fría o caliente. El agua tibia es ideal para evitar posibles irritaciones de la piel, sobretodo en aquellas partes más delicadas como son el contorno de los ojos o labios. Además, estas zonas necesitarán productos hidratantes específicos que eviten su deterioro. ¡No lo olvides!

4. Sigue una alimentación saludable. Los cuidados exteriores son básicos para proteger la piel del frío, complétalos con una alimentación saludable. La ingesta habitual de alimentos ricos en vitamina A y C es fundamental para conseguir una piel radiante. ¡Bebe mucha agua y sigue una alimentación equilibrada!

5. Cuida tus manos y labios. Las manos y los labios son las zonas del cuerpo que más sienten la deshidratación provocada por el frío. Por eso, es importante que al igual que la cara, los labios y las manos estén siempre hidratados. Un buen cacao y unos guantes son dos formas de prevención del frío que debes tener en cuenta antes de salir de casa.

Y hablando de frío, ¿sabías que una alimentación adecuada puede ayudarte a combatir las bajas temperaturas? Averígualo en No pases frío, elige los alimentos adecuados.