menú para adelgazar

Menú para adelgazar: el método ideal (II)

Ayer vimos cómo seleccionar el menú ideal para adelgazar según tus necesidades, pero no te dimos todas las herramientas necesarias. En este artículo seguimos contándote cómo conseguir tu propósito de adelgazar de forma saludable con un método idóneo ¿Te apuntas?

Masticar bien

Más de una investigación científica ha resaltado la importancia de masticar bien para adelgazar, y es que solo por este hecho se puede reducir hasta el 12% de la cantidad de las calorías que aportan los alimentos.

Al masticar, el cuerpo envía señales de saciedad al cerebro, sabiendo que las primeras sensaciones de saciedad se producen a los 15-20 minutos. Comiendo despacio, masticando bien, comerás menos en esos primeros minutos. Además, al comer más despacio la leptina aumenta y la grelina disminuye, lo que te crea una menor sensación de hambre. Por otro lado, al triturar los alimentos con la boca se favorece su proceso digestivo.

No hay por qué renunciar a nada en tu menú para adelgazar

Haciendo una dieta, probablemente tengas que renunciar a muchos alimentos, pero si estás en proceso de mantenimiento o te tomas en serio el adelgazar no tienes por qué renunciar a ningún alimento. Solo debes comer los alimentos menos saludables en menores ocasiones y con menor regularidad.

Beber más agua

El beber más agua cada día te ayudará a adelgazar. Esto es una de las pocas cosas en las que están de acuerdo todos los expertos en salud y nutrición. Si bebes más agua te sentirás mucho mejor y adelgazarás.

Si lo haces antes y después de comer, te sentirás más llena y comerás menos. Además, reducirá el tamaño de tu vientre y tus posibilidades de tener gases. Por otro lado, el agua aumenta tu metabolismo. Otra de las ventajas importantes del consumo de agua en tu menú para adelgazar es que permite que los riñones funcionen bien a la vez que ayuda al hígado a quemar grasas con más eficacia.

[hs_form id=”2″]

 

Por ello, te reiteramos la importancia de beber mucho agua, al menos de 8 a 10 vasos al día. Si consumes 5 raciones de frutas y verduras puedes tomar un poco menos, ya que tienen una importante cantidad de agua. Si consigues beber de 1,5 a 2 litros de agua te darás cuenta que no solo te está ayudando a perder peso sino que también está favoreciendo la salud de tu cuerpo y piel.

Infusiones

Las infusiones en tu menú para adelgazar te pueden ayudar a perder peso por muchas razones. Aportan más agua a tu cuerpo, te producen una mayor sensación de saciedad y poseen propiedades que en muchos casos te ayudarán a perder peso. La elección de la infusión o infusiones a las que recurrir dependerá de tus necesidades, teniendo en cuenta que muchas de ellas destacan por ser quemagrasas, diuréticas, ansiolíticas, saciantes o desintoxicantes. ¿Por cuáles te decantarás?

Consideraciones finales

Y recuerda que para adelgazar, a lo largo del día el balance energético ha de ser negativo, lo que quiere decir que has de gastar más calorías de las que consumes; y para ello puedes recurrir a productos que te ayudan a perder peso.

Si te perdiste la primera parte de este artículo sobre cómo seleccionar tu menú para adelgazar, entra en este enlace.