dieta colesterol

Dieta colesterol: céntrate en lo importante

El colesterol es un tipo de grasa que llevamos en la sangre y que además se recibe por medio de los alimentos. Es una sustancia necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, pero solo en su justa medida.

¿Por qué reducir el colesterol si es una sustancia del organismo?

El problema del colesterol viene cuando los niveles de colesterol se encuentran fuera de los límites normales hasta el punto de hacer peligrar la vida de muchas personas.

Valores superiores a 200 mg/dl hacen que el corazón peligre al tener la capacidad de dañar las arterias y favorecer la aparición de aterosclerosis, una enfermedad que debemos prevenir cuidándonos más si cabe.

Cerca de 20% de mayores de edad en España tienen unos niveles de colesterol superior a 250 mg/dl, según el SEC, algo realmente significativo que nos indica que algo está pasando en las dietas de los españoles.

Solemos recibir el colesterol de alimentos de origen animal, como las carnes, los embutidos, los mariscos, los huevos o la leche entera. Consumidos en su justa medida son alimentos nutritivos que aportan energía al cuerpo. El problema viene de las dietas inadecuadas compuestas por grandes cantidades de grasas saturadas, grasas de origen animal y alcohol.

Cómo combatir el colesterol de forma natural

– Las principales claves para combatir el colesterol son:

– Alimentación sana

– Reducir el consumo de alcohol

– Abandonar el tabaco

– Mantener un peso adecuado

– Hacer ejercicio físico

 Alimentación sana y adelgazar con una dieta colesterol

A consumir en una dieta colesterol:

– Más verduras y hortalizas (al menos 5 raciones al día)

– Más legumbres

– Utilizar aceite de oliva para aliñar y cocinar

– Más pescado, incluido pescado azul

– Reducir el consumo de carnes

– Reducir el consumo de grasas

– Comer cereales integrales

– Consumir soja

– Cambiar lácteos enteros por desnatados

– Hasta un máximo de 3 a 4 huevos a la semana

– Incluir frutos secos en la dieta (sobre todo nueces, pero sin abusar)

– Más alimentos con omega3

– Cocinar mejor, evitando los fritos o alimentos empanados

– Más fibra en la dieta

– Beber al menos 8 vasos de agua

A evitar en tu dieta colesterol:

Yemas de huevo

– Alimentos fritos comerciales

– Bollería industrial

– Embutidos

– Mantequillas

– Alimentos muy ricos en grasa

– Bebidas azucaradas

– Bebidas alcohólicas de alta graduación

– Precocinados

– Aperitivos salados

Tomar alimentos enriquecidos en esteroles vegetales y omega 3, como se anuncian en diversos envases de alimentos y establecimientos, puede ayudar a reducir el colesterol y mantener un buen estado de salud, aunque no lo suficiente. Esto debe acompañarse de una buena dieta y ejercicio.

[hs_form id=”2″]

La mejor preparación son los alimentos a la plancha, al horno, a la parrilla, asados, al vapor o al microondas.

Ejercicio, bueno para el colesterol

Aunque muchas personas intentan combatir el colesterol solo con los medicamentos que les recomienda su médico, para cuidar el corazón y reducir el colesterol malo te recomendamos tener una buena dieta colesterol y practicar ejercicio.

Los ejercicios aeróbicos son buenos, ya que reducen el colesterol malo y ayudan a incrementar los niveles de colesterol bueno.

Diversos estudios confirman que hacer ejercicios aeróbicos con frecuencia y períodos cortos de tiempo es bueno para reducir el colesterol, ya que aumenta el gasto energético y consumo de grasas. Lo ideal es que hagas al menos 3 horas de ejercicio a la semana para este fin.

Puedes hacerlos caminando, corriendo, trotando, bailando, pedaleando en la bicicleta o nadando; aunque también puedes ir al gimnasio (o tener las máquinas en casa) usando la cinta de andar, la bicicleta estática, el remo y/o la elíptica.

Si tienes cierta edad o problemas de salud, o el colesterol alto, es recomendable que consultes con un médico antes de practicar ejercicio con intensidad o hacer una dieta estricta.

Por otro lado, practicar este tipo de ejercicios o deporte te ayudará a adelgazar o mantener tu peso ideal, lo que también es bueno para evitar tener problemas del corazón y de otro tipo.

Abandonar el tabaco y reducir el alcohol

El tabaco es malo para las personas con colesterol porque baja el colesterol bueno y aumenta la concentración de lípidos en la sangre debido al monóxido de carbono.

Diversos estudios indican que cada vez que se fuma aumenta la presión arterial y el pulso, aumentando las probabilidades de patología cardíaca.

Las bebidas alcohólicas en su justa medida pueden ser consumidas, pero por otro lado debemos tener en cuenta que pueden ser perjudiciales porque aumentan el colesterol malo.

Por eso mismo, varios estudios recomiendan beber vino de forma moderada, y reducir el consumo de bebidas alcohólicas si es mayor a lo recomendado.

 Consideraciones finales

Si te preocupa el colesterol, es importante que realices una buena dieta para colesterol, en la que puedes incluir los productos de SIken, y que no olvides realizar actividad física con frecuencia.