dieta vegetariana

Dieta vegetariana: apuesta por una combinación adecuada

¿Eres vegetariana o tienes pensado serlo? Entonces sigue leyendo porque en este artículo te contamos cómo encontrar esa mezcla nutricional adecuada a tus necesidades físicas. ¿Te interesa el tema?

Son varias las asociaciones de alimentación que indican que las personas vegetarianas tienen menos problema para sufrir obesidad o sobrepeso que las que consumen otro tipo de alimentación basada en carnes y fritos; pero no es tan simple como que tengan menos calorías, por lo que es importante planifiques bien tu dieta vegetariana.

Recuerda que si recurres a una dieta restrictiva, puedes llegar a perder masa muscular, recuperando después de forma más rápida el peso perdido. Si quieres adelgazar con una dieta vegetariana, debes apostar por una reducción de calorías “con cabeza”.

¿Qué es una dieta vegetariana?

Con dieta vegetariana nos referimos a aquella que recurre a una alimentación sin base animal, es decir, que extrae los nutrientes necesarios de otros alimentos como las frutas y verduras, las legumbres y los cereales, entro otros.

Los tipos de dietas vegetarianas

Como veremos a continuación, existen varios tipos de dietas vegetarianas, que puedes adaptar a tus gustos y necesidades en el caso de que decidas probar este tipo de alimentación:

Vegana: es una dieta estricta en la que no se consume ningún alimento de origen animal ni sus derivados, esto es, por ejemplo la leche y los lácteos, la miel o los huevos.

Ovovegetarismo: dieta en la que puedes consumir frutas, verduras, huevos o lácteos.

Ovolácteovegetarianismo: dieta en la que se consumen frutas, verduras, huevos y lácteos.

Crudivorismo: dieta en la que solo se consumen alimentos crudos no procesados como las verduras y frutas, los cereales y frutos secos o las legumbres y semillas.

Dieta frugívora: puedes comer frutas, semillas, frutos que se consideran verduras (tomate, aguacate), excluyendo resto de vegetales.

Hay otras dietas consideradas vegetarianas, pero no podríamos incluirlas dentro de los tipos básicos ya que en muchas ocasiones no cumplen con los principios de lo que sería este tipo de dieta. La más recomendable para ti puede ser la ovolácteo vegetariana, combinada con productos como los de la gama Dieta de Siken, que te ayudarán a que la alimentación del día a día sea mucho más fácil de llevar.

[hs_form id=”0″]

¿Eres nueva en la dieta vegetariana?

Si estás empezando con la dieta vegetariana, los primeros momentos pueden ser los más complicados. Por eso, si vas a iniciar una nueva vida con la dieta vegetariana, te damos algunos consejos que te ayudarán a conseguir tus objetivos:

– Aprende las nociones básicas sobre la dieta vegetariana.

– Empieza introduciendo alimentos de este tipo de dieta y reduciendo los alimentos de origen animal. Todo ello progresivamente.

Varía la alimentación para no aburrirte.

– Que no te falten nutrientes.

– Reduce calorías con respecto a las que necesitas cada día, pero nunca de forma drástica.

– Si la haces con otra persona, mucho mejor, os animaréis la una a la otra.

¿Cómo hacer una buena dieta vegetariana?

– Conoce las calorías que debes consumir diariamente y redúcelas en 250-500, no más.

– Elige bien los alimentos de cada día (puedes pedir una dieta a un médico o nutricionista).

– Compra frutas y verduras de temporada.

– Añade alimentos ricos en hidratos de carbono con almidón.

– En cuanto a proteínas, consume legumbres.

– Comprueba que recibes todos los nutrientes que necesitas cada día.

– Haz cinco comidas al día.

Bebe mucha agua, al menos 1,5 litros de agua al día.

– Come despacio, masticando bien los alimentos.

– Incluye lácteos y huevos en tu dieta.

– Decídete por fuentes de proteínas bajas en grasa.

– Cambia los alimentos refinados con integrales.

– Consume sal yodada en su justa medida.

– Evita o reduce: los aceites y grasas, los fritos, los rebozados, los azúcares, las bebidas alcohólicas, los refrescos, los zumos envasados y los lácteos enteros.

Consulta dietas vegetarianas para ver la que más te gusta, o consulta con un experto del campo de la salud para que te dé una adecuada a tus necesidades e intereses nutricionales.

– Si tienes hambre entre horas, toma algún tentempié sano de o una infusión, también tienes la oportunidad de recurrir a los suplementos específicos.

¡Y hasta aquí llegamos hoy! Un día más te damos consejos útiles para llevar una vida saludable, y la dieta vegetariana es una de las alternativas más fiables. Sin embargo, te recomendamos no olvides combinarla con ejercicio físico y los productos de Siken más apropiados. ¿Te animas?