dieta mediterránea

¿Es posible una dieta mediterránea para adelgazar?

¿Alguna vez te preguntaste si puedes adelgazar con una dieta mediterránea? En este artículo te despejamos la duda, así que ¡Sigue leyendo y comprobarás que efectivamente puedes conseguir tu objetivo!

Lo bueno que tiene esta dieta es que está compuesta por una alimentación equilibrada, ya que incluye el consumo de todos los grupos alimenticios, cubriendo las necesidades de nutrientes que necesita el organismo cada día.

En la dieta mediterránea tienen mucha importancia las frutas, verduras, legumbres, aceite de oliva, pescado, lácteos descremados, carnes blancas, cereales integrales, frutas secas, huevos (tres veces a la semana) y productos frescos de temporada. Evita las harinas refinadas, los lácteos enteros, las salsas, los dulces, los fritos y los alimentos procesados.

Distribución de tu alimentación vegetariana

La pirámide alimentaria de la dieta mediterránea que te ayudará a perder peso es:

– Una base (de todos los platos) con frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, especias, hierbas, frutos secos y aceite de oliva.

– Una base de pescado y/o productos de mar, que se pueden consumir dos veces a la semana.

– Una base de huevos, productos de granja y pollo, que se pueden comer al menos una vez a la semana.

– Dulces y carnes rojas a consumir con muy poca frecuencia.

¿Lista para empezar con la dieta mediterránea?

Te damos algunas ideas de desayunos:

– Frutas al gusto

– Un té o café y un yogur desnatado

– Un café o té con leche desnatada y una tostada con queso blanco

Te proponemos alimentos para el almuerzo:

– Pescado blanco y ensalada vegetal

– Atún a la plancha y ensalada vegetal

– Pollo y ensalada vegetal

– Un bistec o filete de pollo a la plancha con ensalada de verduras

– Unos espaguetis con salsa de tomate

Y por último, también te sugerimos algunas cenas:

– Ensalada de zanahoria y huevo

– Ensalada de frutas y tomate

– Ensalada de verduras frescas

– Brócoli con aceite de oliva virgen y limón

– Coles de Bruselas y caldo de verduras

– Dorada al horno con ensalada de tomate y atún

– Espárragos a la plancha y revuelto de gambas

– Alcachofas con jamón

– Merluza al horno y revuelto de espinacas con gambas

– Arroz integral con champiñones

– Yogur descremado con cereal de maíz en grano entero

– Frutas

[hs_form id=”0″]

Tips para que adelgaces con la dieta mediterránea

– Haz 5 comidas al día

– No olvides el desayuno ni la cena

– La cena sobre todo a base de verduras

– No prescindas del pan ni las fibras que aportan. Mejor el de avena o centeno

– Usa especias, especialmente ajo, al gusto

– Las carnes rojas deben ser limitadas

– Reduce pero no renuncies a los hidratos de carbono, principalmente la pasta

– No tomes excesivos dulces o aquellos que sean industriales

– Cambia la mantequilla por el aceite de oliva (las grasas que debes tomar)

¿Qué puedes beber en la dieta mediterránea? Te recomendamos el consumo de 1,5 litros de agua o más al día. También puedes tomar una o dos copas de vino al día, aunque como sabes, mucho más sana es el agua porque tiene menos calorías.

Siendo una dieta equilibrada que aporta todos los nutrientes necesarios y es rica en proteínas, omega 3, granos enteros, fibra, vitaminas y minerales, que además no incorpora ni grasas ni azúcar industrial ni harinas, puede convertirse en la dieta idónea con la que puedes adelgazar.

Tan solo tienes que conocer las calorías que necesitas al día, las que tienes que restringir para alcanzar el peso ideal en un tiempo realista y preparar tus menús basándote en esto. Te recomendamos una dieta mediterránea de 1500 calorías aproximadamente, aunque esto dependerá de tus características y necesidades concretas.

Con los hábitos alimenticios que sigues con la dieta mediterránea, ejercicio físico y la ayuda de los productos Siken,puedes perder una cantidad importante de kilos de una forma saludable y duradera.

Como ves, con esta dieta mediterránea adquieres unos hábitos de vida saludables, por lo que puedes adelgazar perfectamente sin miedo al temido efecto rebote. ¿Te animas con la dieta mediterránea para perder esos kilos de más?