cómo cenar sano

¿Cómo cenar sano? 5 alimentos esenciales en tus cenas

Una cosa que debes saber es que, al ser la última comida que se hace al día, la cena debe equilibrar el aporte calórico de todas las comidas realizadas en el día, de modo que, si se han consumido muchas calorías, se deben equilibrar con una cena todavía más ligera.

1. Verduras en abundancia. Te recomendamos cenar verduras al vapor o hervidas, o una buena ensalada; si no te sienta bien la ensalada de noche es mejor que sea una ensalada campera o de tomate, en vez de lechuga. Una ensalada mixta es una excelente idea para evitar picar durante la noche.

2. Embutidos ligeros como el pavo, el jamón serrano o el jamón cocido. Por ejemplo, una buena cena puede ser un pequeño bocadillo de uno de estos tres alimentos.

3. Hidratos de carbono en su justa medida. Pasta (al dente), arroz, patata hervida, pan o cereales integrales. Si puedes, tanto el arroz como el pan y los cereales consúmelos en su versión integral.

Los cereales integrales aportan hidratos de carbono complejos de lenta absorción. También se puede optar por huevos, aunque con cierta frecuencia y no siempre.

4. Pescado blanco, como merluza. El pescado es una buena fuente de proteínas de gran calidad y es muy fácil de asimilar por el cuerpo. Si no, puedes cambiarlo por carne de ave, como el pollo o el pavo.

5. Fruta de postre. La de temporada es una buena opción, ya que te aportarán las máximas vitaminas, minerales y fibras ¿Sabes que las moras son la mejor fruta para cenar sano?

En  su defecto, puedes cambiar la fruta por un producto lácteo bajo en grasa. Si llega el día en que quieres darte un capricho, ¡no recurras a los dulces!, toma cacao puro como postre.

 

[hs_form id=”1″]

 

¿Es bueno cenar leche con cereales?

Hay muchas personas que toman leche con galletas o cereales con leche en la cena, pero lo cierto es que esta no es una cena completa. Y siempre que no se abuse de las calorías ni de los alimentos poco sanos, lo que debes hacer es cenar bien para mantener una alimentación equilibrada.

Tampoco tomes solo fruta, ya que aunque tienen agua, vitaminas, minerales y fibra, para saciarte necesitarías varias piezas de fruta, y si las sumas te darás cuenta de que estás consumiendo muchas más calorías que vienen del azúcar que contienen.

¿Qué alimentos no debes tomar?

– Alimentos precocinados

– Rebozados

– Grasas

– Fritos

– Mucha cantidad de setas

– Más de una fruta

– Alimentos con alto contenido en fibra más que pequeñas cantidades de carbohidratos

– Café y té

– Alcohol

– Carne de vacuno o cerdo (especialmente la primera)

– Alimentos que pueden darte gases, como por ejemplo las comidas fritas y empanadas que inflaman el vientre y frenan la digestión.

– Los condimentos picantes o salsas

– Chocolate (como mucho una onza, y si es chocolate negro mucho mejor)

Cena bien y en su justa medida

No cenes hasta saciarte, ya que además de que la pesadez que esto te aporta no es buena, es la última comida del día y puede darte problemas a la hora de dormir. Come bien, lentamente y mastica todo lo que puedas, para que tu cuerpo asimile mejor los alimentos y tu digestión sea mejor.

Y después de todo lo dicho, recuerda que no se trata de no cenar, si no de cenar sano. Reducir comidas, y especialmente la cena, solo por adelgazar, puede ser incluso contraproducente en tu objetivo de perder peso.

Organiza ya tus cenas

Varios nutricionistas recomiendan que la cena aporte entre el 15 y el 25% de las calorías consumidas al día, aunque dependerá también de lo que se coma en el resto de comidas.

Si algún día no puedes comer en casa, te pasas con alguna comida o simplemente te apetece algo diferente, prueba con los productos, cenas o tentempiés sanos de Siken.

¿Has pensado ya qué vas a cenar hoy?