mantener el peso

Ejercicios específicos para mantener el peso

La clave para mantener tu peso está en realizar ejercicio regularmente y vigilar lo que comes. Las personas que buscan mantener el peso recurren a un tipo de entrenamiento basado en la quema de grasa y la tonificación para estabilizar su peso y no perder musculatura.

Lo normal es que no dispongas de mucho tiempo para dedicar al mantenimiento de tu cuerpo, pero con este tipo de entrenamientos bastará con 30 min diarios haciendo ejercicio y una buena alimentación para conseguir los resultados esperados.

Diseñar una pauta de entrenamiento que combine ejercicios aeróbicos y anaeróbicos será fundamental. Y por encima de todo hay un factor muy importante, la constancia en tu rutina física.

¿Qué tipo de ejercicios te ayudarán a mantener el peso?

Lo más recomendable para conseguir mantener el peso y sentirte mejor es combinar dos tipologías diferentes de ejercicio: aeróbico y anaeróbico. El primero trata de beneficiar tu salud cardiovascular y respiratoria: ejercicios de resistencia donde el principal objetivo es la quema de grasas y calorías.

El ejercicio anaeróbico beneficia el aumento de masa muscular, a la vez de  quemar grasas en mayor o menor medida dependiendo de la intensidad del entrenamiento que realices.

Ejercicios aeróbicos para mantener el peso, ¿cuáles puedes hacer?

Los ejercicios aeróbicos se basan en la actividad cardiovascular, esto se traduce en oxigenar el corazón y aumentar tu capacidad pulmonar. Existen deportes o prácticas deportivas que persiguen estas metas, y a continuación te mostramos algunos ejemplos:

– Running. Correr es un excelente ejercicio de resistencia con el que tonificarás tu cuerpo y quemarás grasa.

– Natación. Es el mejor ejercicio de mantenimiento que existe, lo recomiendan como complemento semanal a cualquier tipo de ejercicio o deporte que practiques.

– Ciclismo. Un deporte que combina la fuerza y la resistencia. Con este ejercicio quemarás grasas y fortalecerás tendones y articulaciones.

– Circuitos. Puedes combinar varios ejercicios de los citados anteriormente, dedicando un tiempo marcado para cada uno.

También hay una serie de ejercicios que puedes realizar en el gimnasio que te ayudarán a tonificar y mantener tu peso:

– Pilates. Trabajando la flexibilidad y la coordinación, este ejercicio te aporta resistencia y aumento de la capacidad cardiovascular reduciendo las grasas y aumentando la vitalidad.

– Fitness. Trabajas la fuerza muscular, la resistencia, la agilidad y la capacidad cardiovascular. Consigues quemar calorías y aumentar la tonificación y dureza de músculos y articulaciones.

– Spinning. Se trata de una clase colectiva con bicicleta estática y dirigida por un monitor. Trabajas sobre todo la capacidad pulmonar y la resistencia, pero dependiendo de la intensidad con la que hagamos el ejercicio, también podemos aumentar y tonificar nuestra musculatura.

– Step. Consiste en hacer ejercicio aeróbico en forma de coreografía, trabajando la resistencia, la capacidad cardiovascular, la coordinación y el equilibrio.

– Remo. Un ejercicio que muchos pasan por alto y es importante. Trabajas todas las partes del cuerpo y quemas muchas calorías en la carrera, un ejercicio muy recomendado para fortalecer las articulaciones tanto del tren inferior como del superior, pues se mueven al unísono.

[hs_form id=”1″]

Beneficios de los ejercicios aeróbicos

– Reduce el riesgo de sufrir estrés y hace que tu tiempo sea más productivo.

– Mejora la relajación, aumenta la concentración y nos ayuda a estar más despiertos o mantener un estado de alerta.

Aumenta la calidad del sueño, la autoestima y fomenta el pensamiento positivo y el creativo.

– Ayuda a aliviar los dolores de espalda y musculares, así como favorecer la elasticidad y regular la temperatura corporal.

– Aumenta la capacidad pulmonar y cardíaca.

Regula el peso corporal, aumenta el tono muscular y modela la figura de la persona.

La alimentación, un factor determinante

Además de seguir una correcta pauta de entrenamiento y ser contante en el ejercicio diario, un factor que te ayudará a no aumentar el peso y mantenerte en forma es la alimentación.

No olvides que el aporte energético diario que necesitas suele estar entre 1.500 y 3.000 calorías. Todo lo que sobrepase o no llegue a esta cifra puede ser perjudicial para tu salud. Sigue más noticias de cerca a través de este enlace para entrar al blog.