zapatillas running

Aprende cómo escoger zapatillas running para mantener tu línea

El running es sin duda el deporte más popular del mundo, y es fácil entender el porqué: correr es bueno para el corazón, ayuda a relajarse y a reducir el estrés, baja el nivel de azúcar en sangre y es útil para controlar el peso. ¡Y en este momento del año ponerse en forma está en la Top 5 de tus prioridades!, ¿verdad?

Se trata de una actividad divertida (si alguien te dice que correr es aburrido, antes de confiar asegúrate que haya hecho running de forma regular) que aporta beneficios a tu cuerpo sin incidir demasiado en tu cuenta bancaria.

[hs_form id=”1″]

Esta es otra ventaja del running: se trata de un deporte barato. Se puede practicar disponiendo de una equipación muy básica, al alcance de cualquiera y disponible a precios asequibles: menos de 100 euros son, en general, suficientes para comprar camiseta, pantalones cortos, calcetines y zapatillas, que es todo lo que necesitas, incluso si estás empezando desde cero.

En la parte “textil” se puede ahorrar: con poco dinero puedes conseguir productos de buena calidad y en una cantidad suficiente para cubrir un número estándar de entrenamientos (2-3 veces por semana).

Menos recomendable es ahorrar en la “base” en la cual vas a edificar tu carrera de runner. En este artículo te queremos hablar de la elección de las zapatillas de correr, un paso esencial si quieres entrenar disfrutando del mayor confort posible y evitando lesiones o dolor post-entrenamiento.

¿Cómo elegir las mejores zapatillas para correr?

Que unas zapatillas de correr tienen que quedar cómodas es un concepto que debería darse por sentado, y sin embargo muchas lesiones entre los runners principiantes dependen exactamente de una elección apresurada a la hora de comprar el calzado.

Y si la parte estética tiene su importancia – a todos nos gusta llevar zapatos bonitos – cuando les toca a las zapatillas de correr es preciso priorizar otros aspectos. Tu técnica, tu constitución física, la forma de tu pie, son aspectos para tener en cuenta a la hora de elegir. Vamos a ver tres puntos:

1. ¿Supinador, pronador o neutro? Estos tres términos se utilizan para definir el tipo de pisada, la manera en la cual tu pie impacta sobre el suelo cuando corres. Saber a cuál de estas tres categorías perteneces es clave para elegir las zapatillas más adecuadas, disfrutar del mayor confort posible y evitar lesiones o dolor post-entrenamiento.

¿Cómo descubro si soy pronador, supinador o neutro? Y encima, ¿qué significa?

Bueno, vamos a empezar desde el principio, es decir, las definiciones.

  • Supinador es un runner que corre con las piernas muy distanciadas y apoya en el suelo sobre todo la parte exterior del pie.
  • Un pronador, en cambio, corre con las piernas más juntas y pisa el suelo con la parte interior del pie
  • Neutro, como habrás intuido, es el runner que tiene una pisada plana, con las piernas paralelas, apoyando la parte central del pie

Existen, desde luego, zapatillas para cada tipo de pisada. Y existen también pruebas, puestas a disposición por los fabricantes de zapatillas, para comprobar si eres supinador, pronador o neutro. Hay también videos en YouTube.

Sin embargo la mejor manera para descubrir si eres un runner pronador, supinador o neutro es la evaluación de un podólogo, que viéndote correr será capaz de orientar la elección de tus zapatillas y darte consejos útiles para tus entrenamientos y para el cuidado de tus pies.

2. Tu peso y las características de tu pie Existen zapatillas más duras o más suaves, más o menos llanas, con más o menos amortiguación en varios puntos de la suela. Según tu constitución física, deberás elegir el modelo que mejor se adapte a ti según criterios lógicos sencillos.

Cuanto más elevado sea tu peso corporal, por ejemplo, tus zapatillas deberán ser más capaces de absorber el impacto con el suelo, por lo cual necesitarás un modelo con más amortiguación; si tienes alguna molestia crónica en el pie, en cambio, te servirá un calzado que asegure protección especial en la zona donde te duele.

3. ¿Cuándo elegir mis zapatillas para correr? No hay que olvidar que durante el entrenamiento tus pies se hinchan de forma natural, debido al esfuerzo. Algo parecido pasa, de forma más progresiva, durante el día: por este motivo las últimas horas de la tarde son las mejores para ir a comprar zapatillas de correr, pues nuestros pies se encuentran en un estado parecido a cuando corremos.

En conclusión

Como hemos visto la elección de un par de zapatillas para correr tiene que pasar por varios puntos. En este artículo hemos intentado presentar tres de ellos; esperamos que hayas disfrutado de la lectura y que nuestros consejos puedan ser útiles para ti. Y tú, ¿cómo eliges tus zapatillas para correr?