problemas para perder peso

¿Cuáles son los problemas comunes para perder peso?

Descubre cuáles son los problemas comunes para perder peso y cómo puedes combatirlos para lograr quitarte de encima esos kilos de una vez por todas.

Si no los has experimentado en primera persona seguro que alguna vez has oído hablar de gente que tiene problemas para perder peso. Aseguran que han seguido un plan, que han llenado su nevera de productos sanos y que han hecho deporte…pero aún así, no han conseguido eliminar esa grasa que les sobra. ¿Es esto posible? La respuesta es sí.

A veces las dificultades para perder peso están relacionadas con el metabolismo o la complexión de cada persona: son una cuestión hormonal, y en ese caso sólo un nutricionista o un médico endocrino puede ayudarlos. Pero dejando estos temas a parte, hay otros problemas comunes para perder peso que afectan a muchas mujeres y  a los que podemos poner remedio.

Generalmente se tratan de errores a la hora de plantearnos qué comer o qué ejercicios hacer para eliminar grasa.  Si te identificas con alguno de los que te contamos a continuación es posible que logres resolver ese problema que te impedía cumplir tus objetivos para verte bien.

[hs_form id=”2″]

Algunas cosas que no te ayudan a perder peso                                

1. Comes con distracciones. Una de las claves para perder peso es comer correctamente. Esto implica tanto llevar unos horarios de comidas como centrarnos en lo que estamos comiendo. Hay que comer sin distracciones que te hagan ingerir más alimentos de los que necesitas. Así que deja las discusiones y los debates para la sobremesa.

2. Eliminas comidas. Seguro que más de una de vosotras identifica en este punto uno de sus problemas para perder peso. A grandes rasgos puede parecer que si nos quitamos alguna comida engordamos menos. Pero ocurre lo contrario. El cuerpo no identifica el “ayuno” como una llamada a la pérdida de calorías sino como una alerta de que no existe alimento suficiente para funcionar con normalidad, así que lo que hace es ralentizar el metabolismo para consumir menos calorías. A veces es mejor sustituir que eliminar, y por eso en Siken contamos con una línea de barritas sustitutivas que pueden aligerar tu alimentación sin eliminar lo que tu cuerpo necesita.

3. No has incorporado complementos alimenticios a tu dieta. Existen algunos productos específicos que te pueden ayudar a eliminar grasas durante tu dieta, como por ejemplo el  ReduPESO captador de grasas de siken® form. Estos complementos pueden ser tu gran aliado, así que no les cierres las puertas.

4. Te olvidas de las calorías líquidas. Este es otro de los problemas más comunes para perder peso. Que algo no sea sólido no quiere decir que no engorde. Refrescos, bebidas isotónicas y alcohol, por ejemplo, son bebidas hipercalóricas.

5. Arruinas comidas saludables con aderezos que no lo son. Por muchos alimentos saludables que comas si después enmascaras su sabor con complementos altos en grasa, sal o azúcar no conseguirás nada. Lo ideal es que elijas aderezos “sanos” como el aceite de oliva, los  balsámicos y las hierbas.

6. No duermes lo suficiente.  Cuando estamos dormidos nuestra mente desconecta pero nuestro cuerpo continúa trabajando realizando tareas como los procesos de desintoxicación y regeneración del cuerpo. Si no descansas lo suficiente puedes alterar este trabajo fundamental y mantener tu peso ideal será más complicado.

7. Te comparas con otras personas. Si hablas con amigas que se han planteado perder peso y lo han conseguido con éxito es muy fácil caer en el error de compararse con ellos.  Sin embargo, recuerda que cada persona es un mundo y que, aunque está bien escuchar consejos de los demás, debemos marcarnos nuestros propios objetivos de manera personal.

8. Pierdes peso pero no en las zonas que quieres. Además de perder peso, lo que nos gusta es que nuestro cuerpo tenga una forma moldeada, armónica y firme, y es posible que te hayas quitado unos kilos pero no hayas logrado este último objetivo. Si es así, no te agobies: ejercicios como bailar, hacer pilates o nadar pueden ayudarte a quemar grasa acumulada en lugares que difícilmente mueves a lo largo del día.  Por otra parte,  hay otras actividadades como el fitness que te ayudan a eliminar grasa de zonas localizadas y a “esculpir” tu cuerpo a tu gusto.