adelgazar 30 kilos

Adelgazar 30 kilos o adelgazar sano, esa es la cuestión

Si adelgazamos muy rápido ponemos en riesgo nuestra salud, por ello hay que perder kilos de forma progresiva con hábitos de alimentación saludables.

Adelgazar 30 kilos y adelgazar sano no tienen por qué ser términos opuestos.  Perder un número considerable de kilos y hacerlo de una forma sana es posible. El problema es el tiempo que invertimos en ello: si adelgazamos muy rápido ponemos en riesgo nuestra salud ya que estamos sometiendo nuestro metabolismo a unos cambios muy bruscos.

Ante estos cambios nuestro cuerpo se manifestará de forma negativa tanto físicamente (fatiga, dolor de cabeza, estreñimiento) como a nivel emocional (irritabilidad, pérdida de apetito e insomnio). Por el contrario, si eliminamos kilos de forma progresiva podemos ganar en imagen y adquirimos costumbres más sanas, ya que al plantearnos perder peso como una “carrera de fondo” adoptaremos unos hábitos de alimentación saludables y duraderos.

¿Qué me puede pasar al adelgazar 30 kilos en muy poco tiempo?

Estas palabras, por mucho que las hayamos oído, no pierden ni una pizca de razón: los milagros no existen. Y en el caso de las dietas, tampoco. Los medios de comunicación, Internet o la sociedad a veces nos hacen partícipes de casos de personas que han perdido gran cantidad de peso en muy poco tiempo gracias a alguna dieta milagrosa, cuando lo importante es ser constante y contar con los alimentos y productos adecuados. Así que el primer riesgo que corremos al buscar adelgazar 30 kilos rápidamente son unas carencias a nivel nutricional considerables.

[hs_form id=”2″]

Respecto a las alteraciones emocionales, los ayunos prolongados y someter nuestro metabolismo a cambios  fuertes en tiempo récord puede influir en nuestro estado de ánimo, en nuestro sueño y generarnos ansiedad.

Y para terminar, hablemos de los cambios estéticos. Muchos piensan que al adelgazar se verán estupendos delante del espejo. Sin embargo, si no hacemos deporte para tonificar nuestra piel ésta puede quedar flácida y pueden generarse estrías, con un aspecto mucho menos saludable y atractivo de lo que esperábamos. Por otra parte, si no nos alimentamos bien,  no tenemos energía suficiente para hacer ejercicio. Como ves, se trata de la famosa “pescadilla que se muerde la cola”.

Adelgazar 30 kilos sí, pero de forma saludable

La respuesta a la cuestión adelgazar 30 kilos de forma rápida o adelgazar sano  es sencilla: no dejes que las promesas de un milagro te nublen la vista y opta siempre por la segunda opción.  Algunos consejos para hacerlo son:

  1. Mentalízate. Vas a empezar un proceso largo y tienes que estar preparada. Piensa que lo importante, además de eliminar esos kilos que te sobran, es adquirir una educación nutricional que te permita mantenerte en tu peso ideal después.
  2.  Dieta equilibrada  y divertida. Si optas por una dieta rápida o desequilibrada tienes el riesgo de sufrir el temido “efecto rebote”, es decir, que después de adelgazar recuperes más de lo perdido. Si apuestas por comidas variadas, sanas y elaboradas y eliminas alimentos ricos en azúcares, conservantes, sal y grasas indeseables, mantener esta dieta y perder peso van de la mano.
  3.  Reorganiza lo que comes. Realizar cinco comidas al día es fundamental.  Eliminar alguna de ellas puede generarte ansiedad y que en la siguiente comida ingieras más de lo necesario. Eso sí, tienes que prestar atención a   lo que comes en cada momento del día: desayunos fuertes y cenas  ligeras te ayudarán a perder peso y a sentirte mejor. (podemos poner algún link de otro artículo que hable de desayunos o cenas y ponemos un para saber más…)
  4.  Almuerzos y meriendas: tus grandes aliados. Comer algo sano a media mañana o a mitad de tarde son claves para ayudarte a reponer energía y a controlar tu hambre. Busca tu tentempié ideal.
  5.   Una pequeña ayuda con Redupeso. Una buena alimentación es fundamental, pero también existen ciertos suplementos alimenticios que pueden ayudarte. La fórmula de ReduPESO CAPTADOR DE GRASAS de siken® form impide que el 33%* de las grasas que se ingieren sean absorbidas por el organismo, reduciendo así la ingesta de calorías y por lo tanto, adelgazar es mucho más fácil.*Evaluación del efecto sobre la absorción de grasas en un modelo in vitro. ¿Te animas a probar?