alimentos sanos de la piramide nutricional

Los alimentos más sanos de la pirámide nutricional

Para cuidar tu cuerpo debes incorporar alimentos de la pirámide nutricional de manera equilibrada en tu rutina, además tendrás una buena nutrición.

En muchas ocasiones el actual ritmo de vida no nos permite planificar una correcta nutrición y por ello cada vez dedicamos menos tiempo a preparar nuestras comidas y a hacer la compra. Esta falta de tiempo hace que seamos más vulnerables a la hora de caer en malos hábitos de nutrición que pueden tener repercusiones negativas en nuestro aspecto.

La mejor manera de cuidar tu cuerpo y mantener tu peso es incorporar una amplia variedad de alimentos de la pirámide nutricional de manera equilibrada a tu dieta diaria. Tememos que tener claro que no existe un alimento que contenga todos los nutrientes esenciales para nuestro organismo y que cada uno  contribuye a nuestra nutrición de una manera especial cumpliendo unas funciones específicas en nuestro cuerpo. Por eso una dieta equilibrada combinando los diferentes elementos de la pirámide nutricional es el mejor sinónimo de buena nutrición.

[hs_form id=”1″]

Niveles de la pirámide nutricional

  • Primer nivel: Los cereales, el arroz, el pan, las pastas y las patatas pertenecen a la parte mas baja de la pirámide. Todos los alimentos de este nivel son energéticos (carbohidratos) y aportan gran parte de las calorías que una persona sana consume al día. La cantidad consumida deberá ser proporcional al gasto energético de cada persona y a sus objetivos a la hora de mantenerse en forma. Se recomienda el consumo de 4 a 6 raciones al día de los alimentos de éste primer nivel de la pirámide nutricional.
  •  Segundo nivel. Frutas y verduras. Tanto unas como otras son muy importantes por su aporte de vitaminas, especialmente las antioxidantes, y por su alto contenido en fibra que te ayudarán a mantener una correcta nutrición y a cuidar tu línea.
  • Tercer nivel. Lácteos, carnes, pescados, mariscos, huevos, legumbres y frutos secos. La función de los lácteos (leche, yogur y queso) es aportar proteínas y calcio aunque en este caso, al tratarse de un producto animal, contienen mayores niveles de grasas saturadas por lo que es preferible optar por versiones desnatadas o semidesnatadas para mantener tu línea. Se recomienda su consumo de 2 a 4 raciones al día de estos alimentos para mantener una correcta nutrición.El otro elemento de este nivel de la pirámide nutricional son los las carnes y los pescados, entre los cuáles se recomienda un mayor consumo de los segundos por su aporte de proteínas, hierro y grasas saludables como elemento preventivo de riesgos cardiovasculares. Después del pescado se enfatiza el consumo de carne blanca por su menor contenido en grasas.

Crea tu propio menú combinando lo distintos niveles de la pirámide nutricional

En la cocina de tu casa tienes más libertad de elección, lo que te permite innovar recetas ricas y nutritivas. Pero a veces nos vemos obligados a comer fuera de casa y es conveniente elegir las opciones más adecuadas.

  • Primeros platos: si quieres apostar por los alimentos en la base de la pirámide nutricional, puedes preparar un arroz en sopa o en paella o un poco de pasta. Si escoges las versiones integrales de estos alimentos, estarás añadiendo fibra, y si además los preparas en ensalada, seguro que te ahorras salsas que sólo aportan grasas innecesarias. También puedes preparar ensaladas con legumbres, aunque si prefieres un buen guiso, simplemente ahórrate el sofrito.
  • Segundos platos: Quizás este es el momento de aportar proteínas a tu alimentación. Desde el segundo nivel de la pirámide nutricional, escoge alguna pieza de carne blanca o de pescado y apuesta por una cocción que no añada calorías innecesarias, como a la plancha.
  • Postres: La fruta es la mejor apuesta para un postre saludable, pero si te apetece algo dulce… ¡no te cortes! En cualquier dieta está permitido darse un capricho, aunque si lo haces con la crema de chocolate lista para tomar de siken diet te ahorrarás calorías innecesarias. ¡Y está buenísima!