meriendas saludables

3 ideas para meriendas saludables

Saltarse la comida acaba teniendo un efecto contraproducente a la hora de hacer dieta. Así que... ¿por qué no optar por una merienda saludable?

Un error muy común que suele darse entre las mujeres que están a dieta es saltarse alguna comida a lo largo del día. Aunque se crea lo contrario, saltarse la comida acaba teniendo un efecto contraproducente a la hora de hacer dieta y hace que no puedas mantener tu forma. ¿Pero qué comidas son las más propensas de ser saltadas? Sin duda esos pequeños tentempiés entre comida y comida son un blanco fácil pero, ¿por qué no optar por una merienda saludable?

El almuerzo y la merienda son bastante importantes, aunque pueda no parecerlo. Estas dos comidas te ayudan a controlar tu apetito, haciendo que cuando llegue la hora de comer y de cenar no asaltes la nevera. Pese a esto, muchas veces la merienda termina siendo una ingesta de alimentos altos en grasa y azúcares.

[hs_form id=”1″]

Claves para una merienda saludable todos los días

La merienda es una comida importante a lo largo de tu día, ya que como todas las demás comidas, está aconsejada en las dietas saludables. Esto es debido a que si se eligen los alimentos adecuados que se deben de ingerir, éstos no tienen por qué suponer una ingesta de calorías superior a la aconsejada.

  1. Meriendas rápidas: si no tienes mucho tiempo de merendar porque tu vida es muy ajetreada, como por ejemplo si estás en el trabajo, te recomendamos que lleves siempre en el bolso la barrita brownie de siken. Esta es ideal para tomar en el almuerzo o en tu merienda, y por su tamaño práctico puedes encajarla en tu rutina. Además, esta idea puede resultar ser una merienda light con chocolate, de forma que saciarás tu apetito y a la misma vez las ganas de comer el supuesto alimento “prohibido” de las dietas: el chocolate.
  2. Meriendas con fruta: en el caso de que puedas  merendar tranquilamente en tu casa, te aconsejamos que realices varios días a la semana una merienda baja en calorías con fruta. Entre todas las frutas, la ideal es la manzana. Además puedes prepararte deliciosas meriendas bajas en calorías con, por ejemplo, un batido natural de la fruta que quieras.
  3. Meriendas con hidratos complejos: algún día a la semana puedes recurrir a hacerte tostadas con pan integral, ingerir avena mezclada con un yogur o incluso puedes prepararte un vaso de leche desnatada con cereales integrales o galletas. Eso sí, también puedes sustituir la leche por el té, el cual te ayudará a la eliminación de las toxinas.

Las mejores razones para merendar

¿Pero por qué es importante merendar? Con esta comida evitarás pegarte atracones en la cena o picar entre horas con alimentos poco sanos y con bastantes calorías. Además a través de la merienda potenciarás el funcionamiento de tu metabolismo y la quema de calorías.

Es muy importante repartir los nutrientes entre las  comidas del día, de este modo no pasarás hambre y obtendrás la energía necesaria.  Y ¿sabías que las mujeres necesitan un aporte extra de proteínas, vitaminas, calcio y fibra? Con la merienda saludable te asegurarás todos estos nutrientes que necesita tu organismo.

Y por último… no olvides que la merienda contribuye al buen equilibrio alimentario, siempre y cuando la merienda que se realice sea saludable.