maquillaje tonos

Maquillaje: que tono me favorece más.

Tal vez no has sabido identificar el mejor tono de maquillaje para tu piel. Como sabes existen diferentes tipos de maquillajes en función de su textura.

Seguro que ya sabes la importancia de usar una buena base de maquillaje que ayude a uniformar la piel, eliminar las impurezas y a darnos una apariencia más sana incluso parecer más delgada. El problema está en que tal vez no has sabido identificar el mejor tono de maquillaje para tu piel. Como sabes existen diferentes tipos de maquillajes en función de la textura que presentan.

  • Fluida: se adapta a todo tipo de pieles, se extienden con facilidad y permite unificar el tono de la piel aportando un resultado muy natural.
  • Crema: el maquillaje cremoso es más discreto. Ideal para hidratar el rostro en pieles secas, además aporta un color natural y delicado.
  • Compacta: ideal para pieles mixtas y grasas, elimina los brillos y unifica el tono, aunque su acabado es menos natural.
  • Mousse: apto para todo tipo de pieles, aporta al rostro un aspecto aterciopelado muy agradable.
[hs_form id=”2″]

¿Cuál es mi tono? ¿Frío o cálido?

Para encontrar el color de base que vaya mejor con tu piel, debes saber que tono de piel es el tuyo. Si en tu piel se muestran indicios de piel amarilla o anaranjada y cuando tomas el sol adquiere un color bronceado responde a un tono cálido. O si por el contrario hay indicios de rojo, azul o rosa y cuando tomas el sol tu piel toma un color rosado o rojizo, responde a una gama fría.

¿Dónde debo probar el maquillaje?

Durante mucho tiempo hemos creído que la base del maquillaje se prueba en el dorso de la mano, pero se trata de un error muy común. La piel de las manos suele tener un color ligeramente más oscuro que el de la cara, es por eso que puede crear confusiones y que acabemos con un tono de maquillaje más oscuro que el ideal para nuestra piel.Debes probarlo sobre tu cuello, debajo de la barbilla o en la base del cuello; este es el lugar del cuerpo dónde la piel se parece más al de la cara.

Es probable que cuando apliques la base te parezca que es más clara pero cuando la hayas aplicado por completo verás que el tono que has conseguido es uniforme con el resto del cuerpo, por lo tanto, ese es el objetivo, hacer que no se vea dónde empieza y dónde acaba.

Algo que deberás tener en cuenta son los ingredientes que contiene la base de maquillaje. Si está compuesta por muchas vitaminas con el paso de las horas tiende a oxidarse aumentando el tono de color por lo que si dudas será mejor que escojas un tono más claro.

Tan importante es el maquillaje como saber aplicarlo

Un factor muy importante es la luz de la estancia en la que vamos a maquillarnos. Lo mejor sin duda sería poder hacerlo con luz natural pero si no hay otra opción que recurrir a la luz eléctrica, evita la luz cenital, o lo que es lo mismo, cualquier luz que caiga de forma vertical sobre tu rostro, como una luz situada en el techo justo encima de donde te maquillas. Este tipo de luz forma sombras irreales.

La primera regla de oro es comenzar por la zona central aplicando una pequeña cantidad de base en frente, nariz, barbilla y pómulos y extenderlo hacia los laterales y el cuello. Si tu piel tiene alguna pequeña mancha o impureza que quieres eliminar pon en esas zonas una base lo más parecida a tu piel y hará que ésta parezca más sana y joven.

Dependiendo del momento del año es posible que el color y la cantidad de maquillaje que debas aplicar varíen, y es que en verano la piel está más morena por eso debes usar bases más ligeras y maquillajes más naturales.  Con estos sencillos consejos podrás encontrar el tono de maquillaje que más te favorece y que te ayude a estar más guapa.