sesión entrenamiento en casa

Crea tu sesión de entrenamiento en casa

Hacer un entrenamiento en casa es una alternativa cada vez más extendida. Este hecho, tiene algunas ventajas aunque también requiere cierto esfuerzo.

Hacer un entrenamiento en casa es una alternativa cada vez más extendida. Los motivos para optar por esta forma de hacer ejercicio son muchos, pero el tiempo, o mejor dicho, la falta  de él, es uno de los principales.

Si estás en esta situación piensa que realizar tu entrenamiento en casa tiene algunas ventajas aunque también requiere esfuerzo: deberás mentalizarte,  preparar una rutina y vencer a las tentaciones que te encuentras en tu hogar (nevera, televisión, sofá, etc.)

[hs_form id=”2″]

Entrenamiento en casa paso a paso

Una de las grandes ventajas de realizar tu entrenamiento en casa es que puedes adaptarlo a tus estudios, trabajo y obligaciones familiares. No obstante, el mejor momento para hacerlo es por la mañana, que es cuando más calorías quemas y poder eliminar la grasa. Por otra parte el objetivo del entrenamiento en casa es exactamente el mismo que si fueras al gimnasio, así que debe incluir  calentamiento (ejercicio aeróbico),  rutina de ejercicios y estiramientos. Además puedes realizar diferentes ejercicios para eliminar la celulitis. 

–          Calentamiento: realiza una carrera en el sitio de unos 15 minutos alternando elevación de rodillas (hacia el pecho) y de talones (hacia los glúteos). Si tienes cinta o bicicleta estática, úsala. Si no, siempre puedes utilizar las escaleras de tu casa o de tu finca.

–          Rutina de ejercicios: para los ejercicios que te proponemos a continuación no necesitas máquinas así que sirven perfectamente para un entrenamiento en casa. Descansa entre ejercicio y ejercicio aunque no más de dos minutos. 2 series de 15 repeticiones es un buen ritmo.

–          Estiramientos. Los estiramientos relajarán tus músculos, evitarán lesiones y te ayudarán a mejorar la circulación. Es importante que, independientemente del entrenamiento en casa que hayas hecho, estires todas las zonas del cuerpo (especialmente brazos, piernas, torso y cuello)

¿Qué ejercicios incluyo en mi entrenamiento en casa?

Un ejercicio básico son las sentadillas. Para hacerlas puedes usar una silla situada a unos 15 centímetros de ti que te sirva como apoyo.  Echa el culo atrás y el peso siempre en los talones, no en las rodillas. Otro buen ejercicio para un entrenamiento en casa es la zancada. Con las piernas separadas (aproximadamente el ancho de tus hombros) adelanta una a la otra. Flexionada la pierna delantera y eleva el talón de la de atrás como si estuviera de puntillas. Mantén unos segundos la posición y luego alterna el orden de las piernas.

El suelo es un buen aliado en tu entrenamiento en casa. Sobre una manta o esterilla haz elevación de pelvis tumbándote boca arriba con las rodillas semi-flexionadas y  apoyando los pies. Levanta la pelvis sin mover los pies y apoyándote en los brazos y mantén esta postura durante 10 segundos. Desde aquí también podrás trabajar los abductores (tumbada de costado eleva la pierna superior hasta la altura de la cadera) y hacer fondos (apoya las rodillas, cruza los pies, abre bien los brazos y baja intentando acercar el pecho al suelo).

Y por último en un buen entrenamiento en casa completo, no pueden faltar los abdominales. Al hacerlos no olvides doblar las rodillas y no hacer fuerza con los músculos del cuello. Lo importante en este ejercicio es la calidad y no la cantidad o la velocidad.

Ventajas de hacer un entrenamiento en casa

  • Se ajusta a tu horario
  • Si te da pereza ir sola al gimnasio en casa te sentirás más cómoda
  • Tienes menos presión
  • Dedicas el tiempo correcto a cada serie
  • Puedes mirarte  para comprobar si haces bien los ejercicios
  • Puedes escuchar música
  • Es económico
  • Es igual de efectivo que el gimnasio