música para hacer ejercicio

Música para hacer ejercicio: ¿te ayudará a adelgazar?

La música se ha convertido en una parte más de la rutina deportiva, puede influir en la forma y la intensidad de tu ejercicio pero elegirla depende de ti.

La música se ha convertido en una parte más de la rutina deportiva. Es muy fácil que al preparar tu entrenamiento hagas una selección de canciones y que a ella le des tanta importancia como a llevar unas buenas zapatillas o ropa cómoda. Si te estás preguntando si la mejor música para hacer ejercicio y mantenerte en forma es el rock, el jazz o el funky, la respuesta es ésta: la música puede influir en la forma y la intensidad de tu ejercicio pero elegirla depende únicamente de ti.

[hs_form id=”3″]

¿Qué relación hay entre rendimiento y música para hacer ejercicio?

En la Maratón de Nueva York de 2007 la organización prohibió a los participantes correr con música alegando motivos de seguridad. Algunos deportistas se negaron al considerar que ésta era una parte más de su rutina de entrenamiento, lo que puso el foco de atención sobre la relación entre rendimiento y música para hacer ejercicio. Se realizaron varios estudios que confirmaron que la música influye en el funcionamiento del organismo tanto a nivel psíquico como fisiológico.

¿Qué significa esto? Qué elegir una u otra música para hacer ejercicio condiciona cómo te moverás durante tu sesión deportiva y los resultados de ésta. Pero no hace falta irte a Nueva York para comprobarlo. Seguro que en alguna ocasión has vivido en tus propias carnes cómo tus pasos se han acompasado casi por inercia a la canción que sonaba en tus auriculares. Piensa en cómo trasladar esto al deporte: si usas música más acelerada, tu cuerpo intentará adaptarse a ese ritmo, quemarás más calorías y eso te ayudará a adelgazar o a mantenerte en tu peso.

 

Otros  motivos para utilizar música para hacer ejercicio

1-    Minimiza la sensación de fatiga. Esto no quiere decir que vayas a cansarte menos en tu entrenamiento, pero puede influir en cómo te sientes mientras lo realizas. Si  conviertes el ejercicio en algo placentero y divertido, invertirás más tiempo y esfuerzo en él y quemarás más calorías.

2-    Modifica los estados de excitación emocional y psicológica. Esto puede servir tanto para estimular como para volver a la calma. A la hora de elegir tu música para hacer ejercicio puedes preparar dos playlist: una para arrancar con fuerza y otra que te ayude a relajarte.

3-    Replica las formas del cuerpo humano y crea un ambiente de motivación que te ayudará a desarrollar tus habilidades motrices y a realizar sesiones más intensas y controladas.

4-    Mejora tu resistencia. El ritmo regula el movimiento y puede prolongar el tiempo de realización de una actividad que incluya algún tipo de repetición. Esto sirve tanto para hacer series de musculación como para pedalear sobre la bici.

 

Cómo diseñar tu playlist de música para hacer ejercicio

Algunos deportes como el baile, el patinaje o la natación sincronizada necesitan música, al igual que el aeróbic, el aquaerobic o el spinning. En el caso del running o el fitness no es imprescindible pero se aconseja utilizar música para hacer ejercicio porque mejora el rendimiento con todo lo que eso implica.

En los gimnasios el hilo musical te ayuda pero si vas a hacer deporte por tu cuenta tendrás que preparar tu propia música para hacer ejercicio. Sigue estos consejos:

  • Selecciona suficientes canciones para que no se repitan durante la sesión.
  • Apuesta por temas más o menos animados según el objetivo de tu entrenamiento.
  • Elige música para hacer ejercicio de un estilo que te guste.
  • Varía tu playlist periódicamente. Nueva música es sinónimo de nuevas sensaciones y motivaciones.