limpieza facial diaria

Productos imprescindibles para la limpieza facial diaria

Seguro que muchas veces has oído hablar de la importancia de realizar una buena limpieza facial diaria, pero es fácil que te asalten dudas.

Seguro que muchas veces has oído hablar de la importancia de realizar una buena limpieza facial diaria, pero es fácil que al ponerte manos a la obra te asalten dudas. ¿Qué pasos seguir? ¿En qué puntos incidir más? ¿Cómo adaptar la limpieza facial diaria a tu tipo de piel? Y sobre todo… ¿Qué productos usar?

Piensa que la piel, además de ser el órgano más grande de tu cuerpo, también es uno de los que más expuesto está a las agresiones externas (rayos solares, contaminación, polvo…), sobre todo en la cara. Por eso la limpieza facial diaria, es una de las rutinas de belleza básicas e ineludibles para poder presumir de cutis y para que éste tenga buena salud.

[hs_form id=”3″]

Limpieza facial diaria paso a paso: ¿qué necesitas?

Realizar tu limpieza facial diaria no te llevará mucho tiempo y verás resultados rápidamente. Sólo tienes que saber qué pasos seguir y qué productos aplicarte. Cualquier limpieza facial diaria independientemente del tipo de piel, tiene tres partes y necesitas tres cosas: leche limpiadora, tónico facial y crema hidratante.

1-      Limpieza. El primer paso de tu limpieza facial diaria es eliminar la primera capa de la piel en la que se acumula más suciedad. Tras eliminar completamente el maquillaje de ojos y labios utilizando productos específicos, aplica una leche limpiadora para dejar lisa tu piel. Hazlo desde dentro hacia afuera e incidiendo en los laterales de la nariz, en la barbilla y en la frente.

2-      Tonificación. Una vez tengas el rostro limpio es hora de aplicar el tónico facial. La función de este producto imprescindible de tu limpieza facial diaria, es recuperar el PH de la piel modificado durante la limpieza, refrescarla, hidratarla, cerrar los poros y equilibrar la piel revitalizándola y rejuveneciéndola. Usar un tónico facial u otro depende de cada tipo de piel pero nunca debes saltarte este paso porque prepara la piel para tratamientos posteriores.

3-      Hidratación. Las cremas y aceites hidratantes dan luz y nutren tu piel. Elegir una u otra depende de cada una, aunque lo más importante es aplicarla, al igual que la leche limpiadora, de dentro hacia afuera y en las zonas más “críticas”. Es importante que elijas cremas hidratantes con protección solar tanto para invierno como para verano.

Por último, no sólo dentro de tu limpieza facial diaria pero sí como una rutina más, puedes hacerte otros tratamientos más concretos, como por ejemplo la exfoliación, que se recomienda una vez a la semana.

 

Algunos trucos para que tu limpieza facial diaria sea más efectiva

–          Se recomienda hacer la limpieza facial diaria dos veces cada día: una más ligera por la mañana y otra a fondo por la noche. La segunda se considera imprescindible para la salud de tu piel independientemente de la edad.

–          Si tienes al piel grasa puedes sustituir la leche limpiadora por base acuosa o jabón.

–          Cuando termines la primera fase de limpieza aclara tu cara con agua tibia y finaliza con agua fría. Esto te ayudará a cerrar los poros. Después seca la piel suavemente dándote golpecitos con una toalla.

–          Aplica los productos con suavidad, masajeando la zona sin estirar el tejido e incidiendo en zonas clave.

–          Además de las leches limpiadores existen otros productos que pueden ayudarte en tu limpieza facial diaria como el agua micelar, que captura impurezas y los restos de maquillaje sin frotar ni aclarar y que se considera buena opción para pieles sensibles.

–          Apuesta, en la medida de lo posible, por mascarillas naturales y productos libres de aceites y alcoholes.

 

Para estar guapa por fuera, cuídate todos los días con estos sencillos consejos, que te ayudarán a mantener un rostro joven y sin imperfecciones a lo largo del tiempo. Y para cuidarte desde dentro, cuida siempre tu alimentación y apuesta por los productos siken® para mantener tu línea. ¡Seguro que te encantan!