4 recetas de cenas ligeras para mantener la línea

Para mantener la línea es importante que pienses en variedad para no aburrirte y caer en comer cualquier cosa, sobre todo por la noche. Es mucho mejor que prepares recetas de cenas ligeras y no caigas en falsos mitos como el no cenar para adelgazar. Una cena saludable te ayuda a cuidarte y te sacia lo suficiente para que puedas conciliar el sueño.

Las claves son dos:

  1. Elegir alimentos de origen vegetal y ricos en fibra, o alimentos de origen animal bajos en grasa.
  2. Evitar los dulces o alimentos excesivamente calóricos.

Puedes optar por la fruta para cenar, pero no se trata de comer siempre sólo fruta, sino de combinarla con otrvariedad de ingredientes, como en estas cuatro recetas de cenas ligeras.¡Lánzate a probarlas!

[hs_form id=”8″]

1. Ensalada de manzana, apio y queso

Para una porción necesitas un poco de apio en rodajas, espinaca cruda, media taza de yogur natural light y otra media de cereales con fibra; una manzana a trocitos y unas cinco uvas; un poco de queso blanco a taquitos y perejil picado al gusto.

Pon en un tazón las espinacas, el apio, el queso y los dos tipos de fruta. Ahora a preparar un buen aliño, mezclando el yogur con el perejil, para que esta receta de cena ligera esté deliciosa. La gracia está en darle un toque crujiente añadiendo los cereales y listo.

2. Salmón al horno con verduritas verdes

Esta receta de cena ligera con salmón está buenísima, pero si el sabor del salmón te resulta demasiado fuerte puedes elegir el pescado que más te guste; y preparar una guarnición con cebolla, corazones de alcachofa, espárragos verdes, laurel, agua, vinagre, sal y limón.

Empieza por condimentar el pescado con la sal, el laurel picado y jugo de limón. Agrega la cebolla, la alcachofa y los espárragos (es aconsejable hervirlos antes 10 minutos) con una pizca de sal. Pon todo en un recipiente apto para horno y adereza con un chorrito de vinagre y otro de agua. Ahora todo al horno, que ha de estar precalentado a 200 grados y en aproximadamente 20 minutos a disfrutarlo.

Salmon con verduritas

3. Ensalada tibia crujiente

Una buena manera de aprovechar todas las verduras crujientes de esta época del año es preparar esta receta de cena ligera.

Para empezar, pela todas las verduras crudas: zanahoria, remolachas, coliflor y rábanos; trocéalas y a preparar la salsa. Si quieres preparar una porción, pon a hervir en un cazo durante 10 minutos 1 diente de ajo, 2 anchoas y 75 ml de leche desnatada. Después tritura con la batidora mientras añades un poquito de aceite de oliva y otro poquito de vinagre y ya está lista la salsa.

Sirve las verduras regadas con la salsa bien caliente. ¡Buen provecho!

4. Crema de calabacín

¿Te apetece algo bien calentito? Para una porción necesitas 1 calabacín, 50 ml de leche desnatada, aceite de oliva, 50 ml de agua, un poco de cebolla picada, 1 pastilla de caldo concentrado, más una pizca de nuez moscada y sal.

Lo primero es trocear el calabacín y reservarlo. En una cazuela echa una cucharada de aceite y sofríe un poco de cebolla hasta que queda blanda. A continuación, echa el calabacín, la leche, el agua, la pastilla de caldo, sal y nuez moscada; remueve un poco y después déjalo cocer a fuego lento hasta que la verdura esté blandita. Sólo queda batir hasta la textura deseada.

Añádele una rebanada de pan tostado integral con quesito light y estará de muerte.

crema de calabacin

Incluye éstas u otras recetas de cenas ligeras en tu menú y mantener la línea será más fácil y sabroso. Si te han gustado estas ideas, bájate el eBook de siken Recetas sanas que gustarán a toda tu familia. ¡En la variedad está el gusto!