manos secas remedios

Remedios contra las manos secas en invierno

Tener unas manos bonitas es el sueño de muchas mujeres y si éstas están demasiado secas pueden agrietarse, causando dolor y dando una mala imagen.

Tener unas manos bonitas es el sueño de muchas mujeres y si éstas están demasiado secas pueden agrietarse, causando dolor y dando una mala imagen. Aunque depende de cada piel,  muchas veces las manos secas son consecuencia de agresiones externas como el frío o el viento, y en invierno este problema se agrava debido a las bajas temperaturas y a la falta de humedad en el aire. Prevenir es la mejor forma de evitar grietas y asperezas en tus manos.

Las manos secas son un problema relativamente común y el contacto con productos químicos como jabones y detergentes no ayuda a solucionarlo. De hecho, con ellos las manos todavía sufren más sequedad e irritación. Si tienes tendencia a que tus manos se resequen, durante el invierno debes acentuar los cuidados de hidratación y protección que sigues durante el resto del año.  Y si no lo haces, ¡ya es el momento de empezar!

[hs_form id=”0″]

 

Manos secas en invierno: cómo cuidarlas

Estos consejos te serán especialmente útiles para combatir las manos secas en la época invernal. Son unas pautas básicas que puedes seguir diariamente.

  • Utiliza guantes para realizar tareas domésticas que pongan en contacto tus manos con productos químicos.
  • Usa jabones suaves que respeten el PH de tu piel.
  • Cuando te laves las manos, el agua no debe estar ni muy fría ni muy caliente. Lo ideal es que esté tibia.
  • Sécate bien las manos. Eliminar cualquier resto de humedad es fundamental para prevenir las manos secas en invierno.
  • No te olvides de llevar siempre encima una crema hidratante específica.  Elige la más apropiada para ti y aplícatela después de lavarte las manos o, simplemente, cuando notes que se están resecando. Tu piel lo agradecerá incluso a corto plazo.
  • Exfóliate una vez a la semana. La exfoliación elimina las células muertas y deja la piel limpia y suave permitiendo que cualquier tratamiento para prevenir las manos secas que te apliques después sea más efectivo.
  • Protege tus manos con guantes durante los meses de invierno.
  • Recuerda que la hidratación tanto por dentro (a través de  la alimentación)  como por fuera (con cremas y mascarillas) es muy importante para prevenir las manos secas.

Mis manos ya están dañadas, ¿qué puedo hacer?

Es posible que por una falta de prevención o porque tienes tendencia a que tus manos se resequen los primeros días de frío, ya hayan hecho estragos en tus manos.  Si es así te recomendamos algunos remedios para combatir las grietas y asperezas en las manos secas.

  • Reduce tus tiempos de ducha. Cuanto menos tiempo tengas las manos expuestas al agua, mejor.
  • Calienta la crema de manos antes de ponértela. Evita que esté muy caliente y sé generosa al aplicártela. Hacer esto aliviará tu piel y te permitirá recuperar su humedad natural.
  • Si por la noche detectas que tus manos están especialmente secas,aplícate una capa generosa de vaselina y ponte unos guantes de algodón para dormir. Esto te ayudará a recuperar hidratación.
  • El aceite de oliva, el de rosa rosa mosqueta y el aloe vera son productos que por sí solos y aplicados directamente, contribuyen a calmar tus manos y a regenerar tu piel. Algo similar ocurre con el aceite de coco, muy útil para  eliminar la aspereza de las manos.
  • Si quieres un exfoliante casero para combatir las manos secas en invierno, una base de miel con dos cucharadas de avena (un cereal con proteínas que previenen la pérdida de humectación de la piel) te devolverá las manos suaves que tanto añoras.