meriendas bajas en calorias

Meriendas bajas en calorías con un poco de fruta

Uno de los errores más frecuentes de las mujeres que tratan de mantener una dieta sana es saltarse alguna de las comidas, como por ejemplo la merienda.

Uno de los errores más frecuentes de quienes tratan de mantener una dieta sana y una correcta nutrición es saltarse alguna de las comidas, como por ejemplo la merienda. Lo aconsejable es hacer cinco comidas al día: las tres principales y dos tentempiés, una a media mañana y otra a media tarde. Si sólo haces tres comidas al día es muy probable que llegues a la comida o a la cena con más hambre de lo normal y termines ingiriendo más de lo necesario, así que saltarse la merienda no es precisamente una buena idea. Por eso, apuesta por un tentempié saludable, como una merienda baja en calorías con fruta.

[hs_form id=”2″]

 

Meriendas bajas en calorías

Siempre, pero sobre todo si estás a dieta, las meriendas bajas en calorías son una ayuda esencial para evitar permanecer mucho tiempo sin comer y no pasar hambre, controlar el apetito, mantener el metabolismo activo e inhibir el gasto calóricos, así que podemos decir que es una comida estratégica.

En términos nutricionales la merienda debe cubrir entre un 10% y un 15% de los aportes energéticos diarios. Las calorías que debe aportar varían según cada persona. En los adolescentes y jóvenes debe estar entre las 300 y las 400 calorías.  En el caso de querer una merienda baja en calorías, para adultos ésta debe tener un aporte de alrededor de 200 calorías.

 

Algunas ideas para meriendas baja en calorías con fruta

  • Macedonia de frutas: La fruta siempre es un alimento apetecible, bien sea entera o en una rica macedonia. Puedes hacer un zumo de naranja y echarlo sobre las frutas peladas. Esta es una opción fácil y buena para tus meriendas bajas en calorías.
  • Yogur griego desnatado con frutos rojos y miel: Si en la comida no has tomado un yogur de postre, éste será una buena opción para la merienda y obtener tu ración de calcio diario. Añade un poco de miel para endulzar y frutos rojos para complementar con vitaminas y oligoelementos, que además de ser antioxidantes harán que tu merienda sea más deliciosa y completa. Puedes añadirle unas rodajas de plátano que le darán otro sabor y saciarán tu hambre hasta la cena.
  • Queso fresco con miel, frutos secos y membrillo sobre biscotes integrales: El queso fresco ligero es un alimento con mucho calcio. Acompañado de frutos secos, miel y carne de membrillo puede resultarnos una de las meriendas bajas en calorías más apetecibles. Lo recomendable es no poner demasiado membrillo,  ya que es una importante fuente de calorías.  Un pequeño trozo le dará el suficiente sabor.
  • Zumo de naranja y frutos secos: La naranja es una de las frutas más ricas en vitamina C y hecha zumo puede ser una de las meriendas bajas en calorías apetecibles para cualquier época del año. Puedes acompañar el zumo con un puñado de frutos secos.
  • Batido de fresas: Preparar un batido es sencillo y no llevará mucho tiempo. Fresas naturales, leche descremada y edulcorante, no necesitarás más para elaborar esta merienda baja en calorías. Si sientes que tienes mucho apetito puedes acompañarlo de 2 galletas integrales ricas en fibra.
  • Racimo de uvas: Las frutas están cargadas de agua y vitaminas. Un racimo de uvas es fuente de vitamina K, manganeso y fibra, y además contiene una pequeña porción de calorías. Es una fruta muy refrescante y que puede complacer tus antojos de dulce.
  • Batido de zumo de naranja, kiwi y plátano:Haz un zumo de naranja y añádele una pieza de kiwi y otra de plátano. Pásalo por la batidora y habrás creado una merienda baja en calorías mitad zumo y mitad batido.

Tu merienda baja en calorías con siken®

En siken® sabemos que es muy importante que cumplas cada una de las comida de tu dieta, y por eso tenemos muchos productos pensados en tu merienda saludable, algunos de ellos basados en la fruta más rica.

Y si no te lo crees… ¡prueba con la Barrita coco banana de siken® diet! Es rica en proteínas y fibra, y cuenta con tan sólo 135 kcal, por debajo de lo recomendado en una merienda baja en calorías. Llévala en tu bolso, y no renuncies a una merienda saludable estés donde estés.