tu rutina de ejercicios en casa

Tu rutina de ejercicio en casa

Sólo tienes que dedicar un poco de tiempo a preparar tu propia rutina de ejercicio en casa y así no tendrás excusa para no hacer los deberes y eliminar.

Cuando piensas en hacer ejercicio lo primero que te viene a la cabeza es apuntarte al gimnasio, pero a veces el gym tiene algunas limitaciones: puede no estar cerca de casa, cuesta dinero y, por qué no admitirlo, a veces también da un poco de pereza ir. Si tu caso es alguno de los anteriores tienes una solución muy sencilla al alcance de tu mano. Sólo tienes que dedicar un poco de tiempo a preparar tu propia rutina de ejercicio en casa y así no tendrás excusa para no hacer los deberes y eliminar la grasa corporal.

Lo primero que tienes que saber sobre crear y llevar a la práctica tu rutina de ejercicio en casa, es que no siempre será fácil. Ponerte a hacer flexiones o sentadillas teniendo cerca el sofá y la nevera puede distraerte de tus objetivos,  pero nadie dijo que fuera fácil.

La mejor motivación para hacer tu rutina de ejercicio en casa es pensar que es algo que te has propuesto tú misma y que no tiene todo lo malo que le echas en cara al gimnasio. Puedes hacer tu rutina de ejercicio en el momento que mejor te venga y en un ambiente cómodo que creas a tu gusto, incluso con la televisión de fondo o escuchando un play-list musical que active tu cuerpo.

[hs_form id=”2″]

¿Qué tienes  que saber para crear tu rutina de ejercicio en casa?

Para crear tu propia rutina de ejercicio en casa no necesitas gran cosa: un espacio suficientemente amplio para que el mobiliario no entorpezca tus actividades; en el que quepas tumbada y puedas estirar las piernas, nos sirve. Por supuesto la ropa cómoda es indispensable así como cubrir todas las fases de cualquier entrenamiento: ejercicio aeróbico, tonificación muscular y ejercicios de flexibilidad o estiramientos.

Respecto a cómo planificar tu rutina de ejercicio en casa y pese a esa libertad que el hogar te ofrece, tienes que ser constante y no distraerte. Lo normal es que entrenes lo mismo que si fueras al gimnasio (tres veces por semana) y que te concentres exclusivamente en ello durante el tiempo que te hayas propuesto (lo ideal es una hora). Deja la lavadora, el teléfono o el café para después.

 

Ideas para crear una rutina de ejercicios en casa

Si tienes dudas sobre cómo hacer tu rutina de ejercicio en casa puedes consultar algún tutorial en Internet. Elige los ejercicios en función de lo que quieras conseguir con ellos, mantener o eliminar.  Empieza suave y, con el tiempo, incorpora ejercicios más complejos y efectivos.

Aquí tienes  algunas ideas para planificar tu rutina de ejercicio en casa:

 

  • Comienza, como siempre, por el ejercicio aeróbico. Es lo más complicado de hacer en casa por una cuestión de espacio, pero es fundamental para activar las pulsaciones y, sobre todo, para perder peso. Correr en el sitio o saltar “en estrella” sirve. Si tienes una bici estática, éste es sin duda el momento de sacarle partido.

 

  • Las actividades de tonificación muscular se basan en la repetición y puedes hacerlas en casa sin problemas. Aquí se incluyen flexiones, fondos de tríceps, abdominales, dominadas y lunge (zancadas) para trabajar las piernas. No olvides el objetivo de tu rutina de ejercicio en casa: si quieres, por ejemplo, fortalecer glúteos y eliminar volumen en ellos, añade  también sentadillas, estocadas, extensión de caderas y elevaciones.

 

  • Los ejercicios de flexibilidad te servirán para estirar y trabajar algunas partes del cuerpo. Para incorporarlos a una rutina de ejercicio en casa puedes inspirarte en el yoga, el pilates y el taichi.

 

¡L-carnitina SPORT plus de siken® siempre en casa!

Si a veces te sientes poco motivada a la hora de hacer tu rutina de ejercicio en casa, búscate un buen aliado. ¡La L-carnitina SPORT plus de siken®! Basta con que disuelvas este complemento alimenticio, con sabor frambuesa, en una botella de agua de 1,5 litros, y que la bebas durante el día. Cuando llegue el momento de hacer ejercicio, este complemento le habrá dado a tu cuerpo el empujón que necesitas para empezar a transformar las grasas en energía mientras practicas ejercicio.