reflexologia

¿Qué beneficios aporta la reflexología para la salud?

La reflexología es una terapia muy antigua ya conocida y practicada por los egipcios y desarrollada en China hace más de 4.000 años. Fue introducida en Occidente en las primeras décadas del siglo XX, y la doctora masajista Eunice Ingham es considerada la madre de esta disciplina por su trabajo de investigación práctico sobre los efectos de la terapia.

Además de la conocida reflexología podal, la práctica del masaje terapéutico se puede aplicar en las manos y en la cara, según las necesidades del paciente y a discreción del terapeuta.

La terapia con reflexología aporta varios beneficios ya respaldados por diversos estudios científicos.

Ayuda a combatir el estrés y los dolores

La relajación es probablemente uno de los efectos positivos más obvios e inmediatos de la reflexología. Al tratarse de un masaje que actúa presionando las zonas de reflejo situadas sobre todo en la planta del pie, estimula y tonifica la musculatura de todo el cuerpo. En las sesiones de reflexología generalmente se trabaja el equilibrio del sistema nervioso, personalizando el masaje según el estado de ánimo y físico del paciente.

[hs_form id=”5″]

Influye en la eliminación de las toxinas (mejora el metabolismo)

La estimulación producida sobre varias partes del cuerpo y la activación de la circulación sanguínea y linfática, hacen que al acabar la sesión, los pacientes sientan un deseo fuerte de micción y por lo tanto lograr expulsar una elevada cantidad de toxinas tras la terapia. Esto se explica por la activación de los procesos metabólicos, que mejoran a medida que se trabajan los puntos reflejos.

La reflexología refuerza el sistema inmunitario

Este efecto es directamente relacionado con la eliminación de toxinas y la estimulación de la circulación. Los efectos de activación del metabolismo, en general, producen una mejora del estado de salud, potenciando las defensas gracias al equilibrio gradual de la circulación sanguínea, la expulsión de toxinas y el alivio de eventuales dolores. Todos factores que influyen también sobre nuestro humor y consecuentemente sobre la prevención de enfermedades por la producción de hormonas que mejoran el funcionamiento del sistema inmunitario.

Ayuda a prevenir enfermedades psicosomáticas

Ya es comprobado que ansiedad, estrés y un ritmo de vida muy intenso pueden ser la causa de enfermedades y trastornos físicos. En estos casos, la reflexología representa un remedio complementario ideal, por los efectos relajantes y estimulantes para el buen funcionamiento de los procesos vitales.

Remedio alternativo eficaz y comprobado

Diferentes estudios y la práctica milenaria de la reflexología han confirmado los beneficios de esta práctica en varios tipos de trastornos. Desde el insomnio hasta los problemas gastrointestinales, los dolores menstruales, el asma, el insomnio, el estreñimiento, la migraña y la fibromialgia. El trabajo sobre las zonas reflejas del cuerpo en los pies, manos y cara contribuye a restablecer el equilibrio físico y mental, mejorando la salud y así como la vida cotidiana de la persona.

No existen contraindicaciones para la aplicación de la reflexología según la edad del paciente. Tanto personas mayores como niños, pueden beneficiarse de los efectos del masaje realizado por profesionales. Sin embargo, un buen profesional debería evaluar el estado físico de las personas antes de empezar una sesión. En personas con problemas circulatorios, mayores recién operadas o con patologías cardiacas específicas, es necesario dedicar especial atención y en algunos casos evitar la terapia.

[hs_action id=”5635″]