dieta blanda

¿Sabes qué alimentos incluye la dieta blanda?

Todos en algún momento de la vida hemos tenido que seguir una dieta blanda, sea por problemas digestivos, para prepararnos a algún tipo de examen médico o simplemente para depurar el cuerpo durante unos días.

La dieta blanda al fin y al cabo consiste nada más y nada menos que en una alimentación más light con el fin de producir el mínimo esfuerzo posible en los órganos involucrados en la digestión.

Los motivos que podrían llevarte a elegir una dieta blanda, si no ha sido prescrita por un médico ni un profesional, pueden ser varios. Quizás sientas la necesidad de desintoxicar el cuerpo después de un periodo de fiestas o unas vacaciones en países con una gastronomía muy sabrosa pero pesada, o simplemente deseas almorzar de forma más leve en el trabajo para no quedar dormida después de la pausa. También puedes sentir la necesidad de mudar tu alimentación con el cambio de estación que es cuando los órganos digestivos trabajan más para acostumbrarse a los cambios de temperaturas.

[hs_form id=”5″]

Decidir seguir una alimentación más natural y leve siempre es bueno y no conlleva riesgos para personas con un estilo de vida normal que no tienen problemas de salud que obliguen a seguir cierto tipo de alimentación. En estos casos es preferible consultar la opinión de un experto que podrá sugerir las pautas y los alimentos más oportunos en cada caso.

Si te estás recuperando de algún problema digestivo o simplemente te gusta la idea de dar a tu estómago unos días de descanso sin aburrirte en el intento, aquí tienes un listado completo de los alimentos que resultan más digeribles para nuestro cuerpo y cómo hay que tomarlos.

  • Frutas y verduras: por su contenido en vitaminas, azúcares simples y sales minerales, dan energía y son indispensables en cada tipo de dieta. No obstante, para asegurar una digestión más fácil es ideal ingerirlos cocinados al vapor o hervidos. Los purés y sopas vegetales son perfectos en este tipo de dieta. Sin embargo, si recientemente has tenido algún problema digestivo intenta evitar verduras que producen gases (como el brócoli, col, repollo) o acidez (tipo tomate).
  • Pan y cereales: es preferible tomar pan blanco y suave, tipo pan de molde, y evitar los cereales integrales, puesto que su digestión resulta mucho más lenta por el alto contenido en fibra.
  • Huevos, carne y pescado: mejor carnes blancas, tipo pollo y pavo, y pescado suave, siempre cocinados al vapor o a la plancha sin grasas, salsas o especias demasiado fuertes. En el vaso de los huevos, se aconseja tomarlos duros o preparar una tortilla francesa.
  • Legumbres: mejor evitar su consumo o reducirlo a pequeñas cantidades, siempre cocinadas de forma light, sin guisos excesivamente elaborados.
  • Lácteos: la leche y sus derivados más frescos tipo el queso burgos, son bastante digeribles y representan una buena fuente de fermentos. Por ejemplo en el caso del yogur, es ideal para ayudar a restablecer la flora intestinal y el buen funcionamiento del intestino.
  • Bebidas: agua, agua de coco y todos los zumos de fruta natural son ideales en una dieta blanda. El alcohol y las bebidas estimulantes (café, té, chocolate y refrescos con gas), en cambio, quedan absolutamente excluidas.

Durante un régimen liviano, además, es importante dedicar especial atención a la elección de los alimentos. Si los eliges de procedencia biológica y sin pesticidas reducirás más aún el riesgo de intoxicación. Es aconsejado cuidar los hábitos alimentarios: lavar bien las manos y los mismos alimentos antes de elaborar la comida, masticar despacio y muchas veces, preferir pequeñas cantidades varias veces al día en vez de saciarse en las comidas principales.

Entre comidas principales, por ejemplo puedes optar por las galletas de manzana o las mini cake de siken®, pequeños snacks que aportan los nutrientes necesarios sin sobrecargar el estómago.

En cuanto a la elaboración de los platos, en general, es mejor una cocción con pocas grasas, sal y especias. No usar aliños picantes, azúcares en exceso y reducir algunos días el consumo de productos con fibra, ya que retrasan y dificultan la digestión.

vida sana