peeling

4 tratamientos peeling que puedes hacer con lo que tienes en la cocina

Seguro que dificilmente lograrías salir de casa por las mañanas sin ponerte al menos un hidratante facial. Pero, ¿cuándo fue la última vez que hiciste un peeling facial? Por no hablar de la exfoliación del cuerpo…

Este cuidado de belleza debería estar presente entre tus secretos de belleza más o menos una vez a la semana. Es una oportunidad que regalas a tu piel para:

  • Deshacerse más fácilmente de las células muertas o dañadas
  • Reducir las imperfecciones causadas por los rayos solares y los agentes químicos en el aire
  • Estimular la regeneración celular y la circulación sanguínea
  • Reactivar el colágeno y tonificar los tejidos

Tan sólo estos beneficios deberían persuadirte en introducir este tratamiento entre tus prioridades para mantener una piel sana, limpia y joven.

[hs_form id=”5″]

Además, queremos desmitificar la creencia que para mantener una piel perfecta es necesario gastarse un dineral. Por eso, te proponemos 4 recetas muy sencillas y efectivas para que puedas elaborar tu propio exfoliante con unos ingredientes que seguramente tienes en tu cocina.

Peeling facial para pieles secas

Si la piel de tu cara es tendencialmente seca, podrías probar con ingredientes como la miel y el salvado de avena. Las propiedades nutritivas y conservantes de la miel actuarán aportando hidratación a las células, mientras el salvado de avena efectuará el doble papel de exfoliar suavemente y proteger la piel gracias al poder calmante de este cereal.

Puedes efectuar este peeling una vez por semana, mezclando 1 cucharada de salvado de avena (o copos de avena triturados) con 2 cucharadas de miel.

Peeling facial para pieles grasas

Mezcla dos cucharaditas de zumo de limón con una cucharada de azúcar. El efecto astringente y desinfectante del limón en sinergia con los granitos del azúcar dejarán tu piel limpia y suave. ¡En este caso el azúcar es un gran aliado de tu belleza!

Peeling para las manos

Este peeling es probablemente toda una novedad para muchas, pero cuando lo hayáis probado una vez ya nos contaréis. La sensación que deja en las manos es de una suavidad única y quizás es entre los tratamientos de belleza del que menos se habla. Para realizarlo tienes que mezclar dos cucharadas de aceite de oliva (o almendras, si prefieres) con una de sal grueso y masajear suavemente toda la mano. Para eliminar la mezcla ayúdate con una toallita húmeda.

Peeling para el cuerpo

El peeling corporal es una gran oportunidad para regalar un masaje a tu cuerpo y los resultados son realmente gratificantes. Guarda los posos de café o utiliza café molido que mezclarás con aceite de oliva hasta obtener una pasta semisólida. Antes de la ducha, utilizala para darte unos masajes en brazos, piernas, muslos y glúteos. El café es un estimulante que activa la circulación sanguínea y es utilizado como principio activo en muchas cremas anticelulíticas. El aceite de oliva ayuda a mantener la piel hidratada y elástica.

Algunas recomendaciones

  • Intenta utilizar productos ecológicos. Piensa que si contienen químicos estarás exponiendo tu piel a sustancias tóxicas.
  • Evita la zona alrededor de ojos y boca donde la piel es más sensible.
  • Efectúa masajes circulares suaves, para no agredir o irritar la piel.
  • Aclara con agua tibia y después aplica tu crema hidratante.

El peeling semanal puede transformarse en el momento perfecto para dedicarte un poco de tiempo. En tu ritual puedes incorporar un poco de música relajante y quizás aprovechar para meditar. Cuidar también el espíritu hará que tu aspecto físico sea aún más brillante.