hacer yoga en casa

Consejos para hacer yoga en casa y no aburrirte en el intento

¿El mundo del yoga te atrae o quieres entender por qué tu amiga está tan enganchada a esta práctica? No nos extraña. Esta disciplina milenaria originaria de la India es cada vez más popular en occidente por los beneficios que aporta.

Sin embargo, para aprovechar todas sus ventajas es aconsejable tener claros algunos detalles y organizar las pautas antes de empezar, especialmente si te acercas por primera vez a este mundo y eliges hacer yoga en casa. Por eso, hoy hemos preparado para ti estos prácticos consejos que te ayudarán a entender mejor y empezar bien esta disciplina.

[hs_form id=”5″]

Entender el yoga es el primer paso

Esta disciplina, con sus casi 5000 años, ha ido evolucionando en el tiempo y se ha ido adaptando según las exigencias de los practicantes. Por esto, hoy en día se cuentan más de 30 tipos de yoga diferentes. Te aconsejamos hacer una pequeña investigación antes de elegir el estilo (o los estilos) que más te gusten.

En un segundo momento, busca vídeos de referencia centrados en el estilo escogido. Por internet encontrarás muchos tutoriales. Al ser posible, selecciona primero los vídeos que expliquen las bases, requerimientos y efectos de las posturas. Si te animas y tienes tiempo, puedes buscar algún documental que explique mejor la filosofía del yoga, de manera que puedas entender mejor la esencia de su práctica.

Crea tu espacio para hacer yoga en casa

No es necesario tener una sala de gimnasio en casa para hacer yoga. Será suficiente un espacio donde quepa la esterilla y puedas estirar brazos y piernas sin peligro a derribar objetos frágiles.

Elige un ambiente de tu casa donde puedas ejercitarte sin interrupciones. Mejor un espacio más tranquilo en el que no hayan ruidos excesivos. A medida que vayas avanzando, tu concentración mejorará y los ruidos y distracciones ya no serán tan molestos.

Procura una silla o un mueble de la altura correcta para apoyar tu portátil, la tablet o la pantalla que reproducirá el vídeo que hayas elegido.

Decora alguna sala con plantas u objeto que te transmitan tranquilidad y, si te gusta, puedes quemar un incienso o aceite esencial antes de empezar la práctica. Es una costumbre muy común en el yoga y es comprobado que algunas esencias, tipo mandarina, ylang ylang y lavanda, ayudan a relajarse y concentrarse durante la sesión.

Kit esencial para principiantes (¡y no solo para principiantes!)

Para realizar los ejercicios es importante que tengas un equipo básico:

  • Una esterilla
  • Un cojín
  • Una manta
  • Un cinturón
  • Unos tacos (o unos libros en sustitución)

Algunas posturas (asanas, según la terminología del yoga) pueden resultar más exigentes para unos y muy fáciles para otros. Cada uno es diferente y tanto los principiantes como los expertos en algún momento pueden necesitar de estos soportes.

Vestir ropa cómoda en las sesiones de yoga es un imperativo. Por esto, para hacer yoga en casa por la mañana el pijama es sin duda la mejor opción.

Pasar de la práctica a la rutina

Una vez tengas tu espacio puedes empezar a experimentar con los ejercicios. Los primeros días intenta seguir atentamente los pasos para ejecutar correctamente cada postura base y céntrate en tus sensaciones. Uno de los objetivos de esta disciplina, de hecho, es aprender a escuchar tu propio cuerpo, así que la concentración es fundamental.

No te agobies si al principio algunas cosas te parecen imposibles. Cosas aparentemente muy sencillas como controlar la respiración o mantener el equilibrio sobre una pierna podrían sorprenderte por la dificultad que pueden llegar a suponer. Recuerda: en el yoga como en la vida es casi siempre cuestión de experiencia.

A medida que vayas memorizando las posturas básicas, puedes buscar alguna sesión más completa para principiantes. Al cabo de un tiempo, casi seguramente el yoga se transformará en un elemento esencial en tu día a día, exactamente como le ha pasado a tu amiga y a otras miles de personas.

A este punto podrías profundizar en tu experiencia introduciendo la meditación y quizás investigando más detalles acerca de su filosofía, pero ya llegaremos a ello.