dieta de la piña

Cómo hacer la dieta de la piña sin correr riesgos

¿Conoces la dieta de la piña? Hace unos años fue un auténtico boom en las pasarelas y revistas de moda de todo el mundo. La dieta de la piña consiste, esencialmente, en incluir esta rica fruta en las tres comidas principales del día: desayuno, comida y cena.

Bien practicada, la dieta de la piña no presenta riesgos para la salud, pero como en cualquier otra dieta la clave está en conocer bien qué estamos haciendo y cómo para evitar que nuestra salud se resienta. Ese es el objetivo de nuestro artículo de hoy: conocer a fondo las propiedades beneficiosas de la dieta de la piña y, lo más importante, vamos a aprender a hacerla sin riesgos innecesarios para nuestra salud.

[hs_form id=”5″]

Efectos beneficiosos de la piña

Aparte de estar riquísima, esta fruta tiene una serie de propiedades nutricionales que nos ayudan a perder esos kilos de más:

  • Cerca del 85% de la piña es agua por lo que tiene muy pocas calorías.
  • Este fruto tropical es rico en fibra, por lo que nos saciará y evitará que piquemos entre horas.
  • La fibra que contiene la piña ayuda a nuestro organismo a hacer mejor la digestión y a  sentirnos menos pesadas.
  • La piña es rica en antioxidantes que, aunque no influyen directamente en la pérdida de peso, sí mejoran nuestro sistema inmunológico.
  • La piña contiene una enzima llamada bromelina que tiene importantes propiedades desintoxicantes. Así, la dieta de la piña no solo nos ayudará a adelgazar de forma sana, también ayudará a nuestro organismo a eliminar esas toxinas que se van acumulando con la ingestión diaria de alimentos procesados o menos saludables.

La dieta de la piña sin riesgos

Lo primero que tienes que saber antes de lanzarte a probar la dieta de la piña es que los médicos y dietistas no aconsejan que esta dieta se prolongue durante más de tres o cuatro días. La piña contiene  calcio, magnesio, vitaminas, azúcar… pero, recuerda, no contiene toda la gama de nutrientes que nuestro cuerpo necesita para mantenernos sanas y vitales.

Otro consejo importante y común a cualquier programa de adelgazamiento es consultar con tu médico o dietista antes de empezar con este tipo de dieta. La dieta de la piña debe combinarse con otros alimentos y no hacerla más de 4 días.

Y nuestro tercer consejo para hacer la dieta de la piña sin riesgos: como te decíamos al principio, la clave de la dieta de la piña es combinar la  fruta con otros alimentos bajos en calorías, productos dietéticos complementarios y la práctica de ejercicios diarios aeróbicos y anaeróbicos.

¿Con qué alimentos puedes combinar la dieta de la piña?

Toma nota:

  • Carne blanca: conejo, pollo o pavo a la plancha.
  • Pescado blanco: preparado hervido, al vapor, asado o a la plancha.
  • Verduras depurativas como el apio o la alcachofa. Están riquísimas preparadas al vapor y aliñadas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  • Zumo natural de naranja, pomelo, mandarina…
  • Pan y arroz integral.
  • Yogur desnatado.
  • Leche de vaca desnatada, leche de soja…