estrias blancas

Estrías blancas, ¿cómo las hago desaparecer?

Seguro que más de una vez te has sentido molesta por esas estrías blancas en forma de cicatrices que han aparecido en tu piel, especialmente en brazos, vientre, piernas, cadera, senos y glúteos.

[hs_form id=”5″]

Sólo verlas te molesta y te gustaría borrarlas como por arte de magia. ¿Sabes cómo eliminarlas?

¿Por qué se forman las estrías blancas en la piel?

La explicación es sencilla: las estrías blancas se forman por la tensión excesiva en las capas de la piel, es decir, cuando ésta alcanza un grado de elasticidad mayor del que es capaz de soportar.

Esta tensión provoca la pérdida de colágeno, que es la sustancia que mantiene unidas las células y le aporta hidratación y tersura a la piel. En realidad, las estrías blancas señalan aquellas zonas donde la epidermis se ha roto.

Los niveles de colágeno no son los mismos en todas las personas, algo que explica el por qué las estrías blancas no nos atacan a todas por igual. Además, existen situaciones puntuales que favorecen su aparición, como por ejemplo la obesidad, el embarazo, el aumento de la masa muscular, etc.

¿Cómo deshacerse de las estrías blancas?

Aunque no existen fórmulas mágicas que hagan desaparecer las estrías blancas del cuerpo, sí que hay varios remedios caseros que te ayudarán a reducir el tamaño de las estrías y eliminar los tejidos dañados. ¿De qué remedios estamos hablando? ¿Cómo aplicarlos? ¡Toma nota!.

1) Crema de zanahoria:

La zanahoria tiene componentes nutritivos para la piel afectada por las estrías blancas. Sólo tienes que poner a hervir un par de ellas a fuego lento hasta que estén blandas y puedas pincharlas con un tenedor. Luego machácalas como si se tratara de un puré y aplícalas sobre la piel afectada. Se recomienda dejarlo durante 30 minutos y luego lavarse con agua fría. Hazlo una o dos veces a la semana.

2) Masajes con aceite de rosa mosqueta:

Otra opción es comprar aceite de rosa mosqueta, que tiene cualidades para la restitución de los tejidos dañados. Aplícatelo con un masaje en la zona donde tengas las estrías. Lo ideal es que los masajes sean fuertes e intensos para que se active la circulación y que los realices en el sentido contrario al de tus estrías: si éstas son horizontales, los masajes tienen que ser verticales. La mejor hora del día para hacerlo es durante la noche.

3) Mascarilla de aguacate, limón y zanahoria:

Machaca el aguacate y la zanahoria y mézclalos hasta que logres una sustancia similar a un puré. Luego agrégale unas gotas de limón sin que pierda demasiada espesura. Lo más recomendable es que apliques la mezcla durante media hora y que luego te laves con agua fría.

4) Aceite de almendras:

También puedes probar el aceite de almendras, que por su composición tiene propiedades que ayudan a regenerar las células de la piel. Establece una rutina para aplicarlo, bien sea durante la noche o por el día.

5) Mascarilla de miel de abeja:

La miel de abeja es otro producto que ayuda a restituir los tejidos dañados por la falta de colágeno. Intenta adquirirla en comercios ecológicos y que no tenga ni conservantes ni componentes químicos. Si es natural, su efecto será mucho más positivo sobre tu piel. Aplícala sobre la zona afectada, déjala actuar al menos 5 minutos y luego lávate bien.

Recuerda que la constancia y la regularidad son esenciales para que puedas obtener los resultados esperados. Si adquieres un hábito, cualquiera de estos remedios caseros te servirá para restituir los tejidos dañados y eliminar esas molestas estrías blancas.