vinagre de manzana

Vinagre de manzana, ¿cómo integrarlo en tu dieta?

Si eres de esas personas que lo ha intentado todo para perder peso sin conseguir los resultados esperados, te ofrecemos un truco que puede ser un granito de arena muy importante para alcanzar tu objetivo. ¿Has oído hablar del vinagre de manzana? Pues bien, hoy te presentamos un producto que puedes usar como complemento en  cualquiera de tus comidas diarias. ¿Te animarías a probarlo? ¿Sabes cuáles son sus beneficios? 

[hs_form id=”5″]

Propiedades del vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene numerosas propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Este líquido contiene vitaminas A y B, ácidos grasos, calcio, fósforo, potasio, magnesio, hierro, zinc y algunas enzimas; componentes que nos ayudan a cuidar de nuestro organismo, depurarlo y mejorar nuestras digestiones.

Entre las propiedades más destacadas de este vinagre se encuentran:

  • Mejora las digestiones.
  • Elimina toxinas y depura el organismo
  • Reduce la hipertensión y el nivel de triglicéridos.
  • Aumenta nuestro metabolismo.
  • Eliminar los excesos de grasa en el cuerpo, por lo que es un excelente aliado si se trata de adelgazar.
  • Limpia las impurezas de la piel y elimina el acné.

¿Cómo y cuándo tomar el vinagre de manzana?

Sin embargo, una pregunta que nos hacemos a menudo es cómo integrar el vinagre de manzana en nuestra dieta. ¿Cuál es el mejor momento del día para tomarlo? ¿En el desayuno, en la tarde o antes de irnos a la cama?

En realidad, se trata de un producto que puedes tomar en cualquier hora del día. Ojo, esto no quiere decir que debas reemplazar tus alimentos habituales por el vinagre de manzana. Ten en cuenta que hablamos de un complemento que reforzará el efecto de una dieta equilibrada y variada. No es una pócima mágica.

Entonces, ¿cómo debemos tomarlo? ¿Antes o después de las comidas? Aquí te damos algunos consejos prácticos para ello:

  • Los nutricionistas recomiendan que lo bebas antes de cada comida. Pon una cucharadita en un vaso de agua, disuélvela y bébetela poco antes de tu desayuno, tu comida y tu cena. También se puede beber solo.
  • Para que el sabor sea más agradable, puedes agregarle unas pocas gotas de miel y mezclarlo todo antes de ingerirlo.
  • Asegúrate de que el vinagre de manzana que compras sea ecológico o que tenga una buena calidad. De hecho, algunos especialistas recomiendan las marcas de vinagre no pasteurizadas.
  • Como no se trata de una pócima mágica, recuerda que las pequeñas dosis de vinagre de manzana deben ir acompañadas de una dieta equilibrada y sana. ¿De qué te serviría, por ejemplo, beberte rigurosamente las cucharaditas diarias si luego sólo comes hamburguesas, pizzas y bollería?

Vinagre de manzana: consejos para una dieta sana

La dieta que lleves será determinante para que notes los efectos positivos del vinagre de manzana en tu organismo. Y cualquier dieta, como ya sabrás, supone adquirir una serie de hábitos en tu alimentación diaria.

Tanto si tu objetivo es adelgazar como si buscas los beneficios diuréticos, digestivos o nutritivos de este producto, es conveniente que sigas una serie de recomendaciones. Si ya has puesto en práctica alguna de ellas, enhorabuena. Si no, ¿a qué esperas?

  • Incorpora la avena en tus desayunos. La avena es depurativa, ayuda a eliminar toxinas y reducir el colesterol. Además, también ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre, mejora la digestión y  es una gran fuente de proteínas.
  • Para las comidas, lo más recomendable son las verduras, las ensaladas y un poco de arroz integral. Agrega algo de proteínas, como por ejemplo carne magra, pescado o alguna legumbre.
  • A la hora de la cena, puedes elegir algo de verdura y un segundo plato en el que incluyas huevo.

Otras recomendaciones para una dieta ideal que acompañe al vinagre de manzana pasan por reducir el consumo de carnes rojas y embutidos, sustituir  los lácteos por las bebidas vegetales de avena, arroz y almendra, y reducir el consumo de azúcar y sal.