reflexoterapia

¿Qué es, para qué sirve y cuándo hacer reflexoterapia?

¿Has sentido alguna vez esa placentera sensación de bienestar después de un masaje en los pies, en las manos o en la cabeza? Ese efecto es debido a que en estas partes del cuerpo se concentra una gran número de terminaciones nerviosas que reaccionan al masaje, calmando cuerpo y mente. La reflexoterapia se caracteriza por haber desarrollado este aspecto de la terapia manual y tiene un doble objetivo: producir un efecto relajante y aliviar las inflamaciones o molestias producidas por diferentes problemas del organismo.

[hs_form id=”5″]

Quizás no hayas probado exactamente una sesión terapéutica de este tipo pero, si alguna vez has tenido la oportunidad de tomar un masaje en un centro de bienestar o belleza, puedes hacerte una idea de cómo es un masaje de reflexoterapia.

Si todavía no conoces esta técnica manual, aquí te explicamos con más detalle en qué consiste y en qué casos se aconseja esta terapia.

¿Qué es la reflexoterapia?

El masaje realizado durante una sesión de reflexoterapia trata de presionar las partes del cuerpo que concentran la mayor cantidad de terminaciones nerviosas (pies, manos y cabeza) con el fin de estimular los órganos y las zonas del cuerpo conectadas.

La reflexoterapia trata exactamente la acción del masaje terapéutico sobre unos puntos sensibles, son los llamados puntos reflejos (en los pies, en las manos, las orejas y la nariz). Los puntos reflejos, de hecho, están conectados con  varios órganos del cuerpo que a su vez llevan informaciones al cerebro. Por eso,  esta técnica manual no solo es agradable y anti estrés como cualquier otro tipo de masaje, sino que aporta beneficios  interesantes para el equilibrio psicofísico.

Durante una sesión de reflexoterapia

¿No has probado nunca una sesión de reflexoterapia? Te explicamos brevemente algunos detalles que diferencian este masaje terapéutico de otros tipos de masajes.

Ante todo, ten en cuenta que en reflexoterapia el objetivo es trabajar sobre los síntomas. Por eso, es probable que la primera vez el terapeuta haga varias preguntas para entender cuál es el problema y conocer mejor el origen de las eventuales molestias. Seguidamente pasará a efectuar la higienización de las zonas en las que se realizará la digitopuntura (masaje efectuado presionado suavemente los dedos), comenzando con un masaje general para pasar a uno más específico.

En ningún caso se hará una diagnosis de posibles enfermedades y afecciones.

¿Para qué sirve la reflexoterapia?

Un tratamiento realizado por un experto en reflexoterapia puede ayudarte a mejorar problemas de cefalea, digestión, estrés, artritis, bronquitis y sobrepeso, entre otros.

A través de la digitopuntura sobre los puntos reflejos interesados, el terapeuta estimula diferentes órganos con la intención de activar las defensas para que el cuerpo reaccione. Los efectos relajantes son los primeros en ser percibidos después de las sesiones de reflexoterapia. Otros efectos pueden requerir más tiempo, ya que hay muchos factores que entran en juego, patología, estado del paciente, frecuencia de las sesiones… Sin embargo, hoy en día, la gran cantidad de problemas causados por el estrés hacen que la reflexoterapia sea un tratamiento muy beneficioso y cada vez más aconsejado para restablecer ese equilibrio psico físico tan importante para el bienestar.

¿Has probado alguna vez esta terapia? Cuéntanos tu opinión.