alcachofa

¿Por qué deberías tomar alcachofa en primavera?

Una fuente riquísima de vitaminas y minerales se esconde en una hortaliza muy apreciada desde tiempos antiguos: la alcachofa. Ya los griegos y los romanos conocían algunos de los beneficios de esta planta que hoy en día se utiliza en la preparación de recetas y también como complemento para mejorar el funcionamiento del organismo.

[hs_form id=”5″]

Especialmente en las hojas se concentra la mayoría de los principios activos: magnesio, potasio, sodio, hierro, Vitaminas A y C, ácido fólico, fibra vegetal que ayudan a depurar el hígado y mejorar las funciones digestivas. Este es uno de los motivos que hace que la alcachofa sea un alimento muy indicado para cuidar de tu salud en primavera. En esta época del año, de hecho, es cuando el hígado se ve más afectado por los cambios. Alteraciones en las temperaturas y en las actividades diarias, los días más largos y los ajustes en la alimentación pueden afectar a muchas personas causando la llamada astenia primaveral.

Si la primavera te afecta y te quita las energías, echa un vistazo a las principales propiedades de la alcachofa: 

  • Ayuda a regular los niveles de colesterol malo en la sangre favoreciendo una mejor circulación sanguínea y actuando positivamente en la prevención de problemas circulatorios.
  • Tiene un potente efecto detox, fomenta la producción de bilis y ayuda en la digestión de las grasas. Es esta característica que la hace perfecta para aliviar los síntomas de la astenia primaveral, puesto que mejora el proceso digestivo quitando esa sensación de pesadez.
  • Mejora el tránsito intestinal gracias a la abundante presencia de fibra vegetal. Añadir alcachofa en tu dieta te permite equilibrar las funciones intestinales y poco a poco regularizar tu ritmo si sufres de estreñimiento.
  • En las dietas para perder peso a menudo se aconseja tomar infusiones de hojas de alcachofa por sus propiedades diuréticas y saciantes. Las sales minerales de la alcachofa favorecen la eliminación de líquidos y toxinas. Por otro lado, la fibra provoca una sensación de saciedad casi inmediata.

En definitiva, la alcachofa no es solamente sabrosa sino que muy saludable y puede ser un gran aliado para tu salud, por esto no debería faltar en tu dieta. Si estás siguiendo una dieta para adelgazar, recuerda incorporar en tu alimentación la alcachofa,  una hortaliza muy baja en calorías y que además ayuda a depurar el cuerpo gracias al efecto diurético.

¿Te resulta difícil encontrar las alcachofas en primavera? Es cierto, el periodo de recolección de esta hortaliza es el invierno, aunque en algunas zonas puede extenderse hasta mayo.

Para aprovechar las propiedades de la alcachofa en cualquier periodo del año ten en cuenta que en el mercado existen muchos preparados a base de extractos, solo tienes que encontrar el más adecuado para tus necesidades.

Si esta primavera quieres aliviar la sensación de hinchazón o las molestias causadas por la retención de líquidos, ¡prueba con la alcachofa! Y, si su gusto amargo no te resulta agradable, puedes probar preparados con mezclas de varias plantas, como DetoxiDren, complemento alimenticio que ayuda a tu organismo a eliminar lo que le sobra; como líquidos y toxinas.