ejercicios para tonificar piernas

Cinco ejercicios para tonificar piernas en casa

¿Tus piernas lucen flácidas? ¿Te gustaría devolverles su tersura y aspecto habituales sin que esto suponga grandes sacrificios para ti? No te preocupes, en el siguiente artículo te daremos algunas claves para conseguirlo.

[hs_form id=”8″]

Las piernas son una de las zonas del cuerpo que más sufren la flacidez, la celulitis y la acumulación de grasas.

Con el paso del tiempo, muchas mujeres se resignan a ver cómo lo que antes era motivo de orgullo, de pronto se convierte en algo que no deben enseñar bajo ningún motivo. La mejor opción son los pantalones largos o las medias oscuras que ayuden a ocultar las zonas más afectadas por cualquiera de estos enemigos de la piel tersa.

Pero, ¿es esconder tus piernas en realidad una buena decisión? Está claro que no puedes pasarte la vida disimulando parcialmente u ocultando estos defectos. La mejor decisión que puedes tomar es hacerles frente.

¿Cómo? Sencillo, con la ayuda de una serie de ejercicios que te ayudarán a tonificar tus piernas sin que esto suponga sacrificios físicos o alimenticios. Es más, ni siquiera tienes que moverte de casa si así lo quieres. Basta con tener una disposición, disciplina y constancia. Estos tres elementos son la mejor receta.

¿Conoces algunos ejercicios para tonificar las piernas?

Antes que nada, recuerda que el objetivo no es adquirir masa muscular al estilo de los profesionales de la gimnasia. Simplemente, el objetivo es que tus piernas recuperan su aspecto habitual y luzcan tersas, consistentes y agradables a la vista para que te sientas bien luciéndolas.

Para conseguirlo, puedes realizar cualquiera de los cinco ejercicios que te proponemos a continuación. Recuerda, no es necesario apuntarse a un gimnasio ni adquirir costosos aparatos de gimnasia pasiva. El único requisito es estar en casa:

1) Saltar a la cuerda:

Este ejercicio cumple la doble labor de esculpir tus piernas y tus brazos. Se recomienda que los pies estén separados a un ancho de tus caderas y que los codos se doblen en un ángulo de 90 grados. Lo más usual es que se realicen dos series de 15 saltos, y que tras una pausa vuelvas a retomarlo. En cada nuevo intento debes ir aumentando la velocidad.

2) Subir y bajar escaleras:

Parece algo tan obvio que quizá no le hayamos dado el valor que en realidad posee. Sea como sea, lo cierto es que bajar y subir escaleras es una de las formas más sencillas de tonificar tus piernas. Además, fortalece los músculos necesarios para el movimiento, te ayuda a quemar grasas y activa tu circulación. ¿No tienes escaleras en casa? Eso no es excusa, puedes utilizar un taburete, una silla o incluso una caja para simular el movimiento.

3) Hacer sentadillas:

¿Hay un ejercicio más clásico que las sentadillas? El secreto está en apoyar los pies en el suelo ligeramente separados y las manos extendidas hacia delante. Tienes que bajar el tronco hasta que los muslos queden paralelos al suelo. Este sencillo ejercicio también te ayuda a tonificar tus glúteos y a fortalecer los músculos de la zona.

4) Súbete a la bici estática:

Si no puedes o no quieres ir fuera con la bici, tienes la opción de subirte a una estática. Puedes fijar rutinas diarias según tu resistencia y aumentar la intensidad progresivamente. Además, tendrás la ventaja de saber exactamente cuántos kilómetros has hecho en cada jornada.

5) Estocadas:

De pie en un punto fijo, da un paso atrás y flexiona la pierna que queda adelante. A la vez, mantén la espalda recta y saca pecho. Puedes contar hasta 10 y luego intercambiar la posición de las piernas; la que está adelante, ponla hacia atrás; y viceversa. Este sencillo ejercicio te ayudará a fortalecer los gemelos y oros músculos de la zona.