te verde para adelgazar

¿Conoces las propiedades del té verde para adelgazar?

Un nuevo producto ha empezado a ganar adeptos entre quienes se han propuesto bajar de peso de forma sana. Se trata del té verde, conocido sobre todo por sus propiedades antioxidantes. ¿Quieres saber cómo te ayuda a adelgazar? ¿En qué consiste la dieta que proponen especialistas y nutricionistas? 

[hs_form id=”6″]

Ha sido casi un descubrimiento. No el té verde como tal, que ya formaba parte de dietas diversas, en especial en China. Lo realmente sorprendente ha sido descubrir que sus componentes también ayudan a adelgazar y que incluso puede llegar a ser más efectivo que otros métodos tradicionales.

Pero, ¿es esto realmente cierto? Hasta la fecha existen estudios que lo avalan. Quizá el más importante es el realizado por el Hospital Universitario de Tainan (Taiwán), que asegura que las personas que han consumido dosis regulares de esta bebida durante un largo período han reducido su porcentaje de grasa localizada.

Esto es así porque, además de sus cualidades antioxidantes, el té verde proporciona una serie de beneficios derivados de sus propiedades. Las más relevantes son:

  • Es diurético, es decir, ayuda a prevenir la retención de líquidos.
  • Mejora tu capacidad de concentración diaria.
  • Te mantiene activa gracias a su contenido de alcaloides.
  • Elimina las reservas de grasa en el cuerpo.

La dieta del té verde: componentes, hábitos y beneficios

Todo lo anterior ha derivado en la aparición de la denominada dieta del té verde, que tiene como principal objetivo la incorporación de este producto a nuestro día a día. ¿Te gustaría probarlo y comprobar sus beneficios?

Es más sencillo de lo que crees. Basta con beber una taza de té después de cada comida, si es posible media hora después de haber ingerido la última ración. De esta manera favorecemos la absorción del hierro de los alimentos.

La mejor forma de beberlo es sin edulcorantes artificiales ni azúcar. Ten en cuenta que estos productos son fuente de energía que tarda en quemarse y la cual se almacena en el organismo en forma de grasa localizada.

Ahora bien, así como su consumo es relativamente sencillo, debes tener claro que gran parte del éxito de la dieta del té verde está en los alimentos y productos que incluyes en tus rutinas alimenticias. Ese es parte del secreto. Los especialistas en nutrición señalan algunos hábitos que conviene seguir durante la dieta:

  • Beber lácteos desnatados, semidesnatados o incluso vegetales.
  • Consumir verdura.
  • Las carnes no se suprimen; se regula su consumo.
  • Comer pesado azul y blanco.
  • Beber al menos 2 litros de agua diarios.
  • Evitar los dulces.
  • No picar entre horas. Realizar las cinco comidas recomendables al cabo del día.
  • Comer al menos 5 piezas de fruta al día.

Y si se trata de buscar distintas formas de consumir el té verde además de la infusión habitual, los batidos elaborados a base de té en polvo son una buena alternativa. Tienen las mismas propiedades adelgazantes que las bolsitas clásicas.

Pero si eres de las que tiene poco tiempo para preparar las infusiones como es debido, te proponemos que compres  cápsulas de extracto de té verde, una opción práctica y rápida de preparar las tazas que necesites.

Empieza cuanto antes y notarás los resultados en un par de semanas. No sólo perderás peso, sino que además mantendrás tu salud en equilibrio.