shiatsu

Shiatsu: ¿qué beneficios te aporta?

Sabemos que hablar sobre masajes corporales no es ninguna novedad. En la actualidad existen numerosas terapias que buscan tanto la relajación como el tratamiento de zonas afectadas por dolores o lesiones. Sin embargo, en esta ocasión queremos que conozcas una técnica novedosa y eficaz: el shiatsu.

[hs_form id=”7″]

¿Cuáles son los orígenes del masaje shiatsu?

Hace más de 5.000 años, en la antigua China, diversas disciplinas ligadas a la medicina, la enfermería y la ciencia aplicaban una técnica de masaje corporal que buscaba influir en el punto Qi, que es, según las creencias de dicha cultura, el centro de energía vital o la fuerza innata que une a los cuerpos con el universo.

Activar y armonizar esta energía era, según los antiguos sabios, imprescindible para mantener la salud, la vitalidad y el equilibrio.

Durante muchos siglos, la tradición del shiatsu cayó en el olvido y su práctica estuvo restringida a unos cuantos círculos emergentes. Sin embargo, a comienzos del siglo XIX, el monje japonés Tokujiro Namikoshi recuperó los principios de esta legendaria práctica y la fusionó con algunos conocimientos modernos.

¿En qué consiste el shiatsu y cuál es su objetivo?

En términos prácticos, el shiatsu es un masaje caracterizado por el uso de la presión, con diversos grados de intensidad, en zonas afectadas por alguna lesión o dolor. Para ello se emplean los dedos pulgares y las palmas de las manos, aunque también pueden usarse los codos y las rodillas.

La técnica del shiatsu busca el restablecimiento de la salud, la canalización de energías y fomentar la capacidad autocurativa del cuerpo.

Aunque no está exenta de ciertas contraindicaciones (enfermedades infecciosas o de origen inflamatorio), en general es una práctica que no supone ningún riesgo para la salud. Por el contrario, su punto de vista holístico aporta beneficios integrales, que van desde la desaparición de las dolencias físicas hasta la mejora de nuestro estado mental.

Uno de sus principios es que todo tiene que ver con todo.

De hecho, los puntos que se estimulan con el masaje shiatsu suelen coincidir con los de la acupuntura de la medicina china, la cual entiende el cuerpo humano como una suma de elementos que guardan una relación intrínseca. 

¿Qué le aporta el shiatsu a tu salud y bienestar?

Además de la recuperación de dolores físicos y lesiones musculares, el shiatsu es una técnica que proporciona beneficios como:

  • Reduce los niveles de estrés, depresión y ansiedad.
  • Contribuye al equilibrio emocional.
  • Aplaca los síntomas del asma y otros problemas respiratorios.
  • Mitiga las complicaciones digestivas como el estreñimiento.
  • Trata los dolores de cabeza y la migraña.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Mejora la circulación y activa el sistema linfático.
  • Contribuye a un mejor rendimiento físico e intelectual.

Las sesiones de shiatsu suelen llevarse a cabo en espacios cómodos, libres de ruido y con ventilación. Algunos especialistas trabajan en una camilla, aunque otros prefieren hacerlo sobre un tatami. El paciente tiene la opción de realizar la terapia con música relajante o en completo silencio.

Estas sesiones suelen tener una duración media de una hora y en ellas el  especialista realiza presiones y estiramientos por el cuerpo, tratando las lesiones del paciente.

¿Te animas a probar esta técnica japonesa y comprobar todas sus ventajas? ¡Cuéntanos tu experiencia!