recetas sanas

3 recetas sanas para tu desayuno

Empezar bien tu jornada aportando a tu cuerpo la energía que necesita gracias a unas recetas sanas y equilibradas es algo que todas deberíamos permitirnos. El desayuno puede ser uno de los momentos más agradables del día, así que ¿por qué no dedicarle el tiempo que se merece?

[hs_form id=”8″]

En otro artículo hemos destacado la importancia de tomar un desayuno equilibrado y de temporada, por eso hoy vamos al grano y te proponemos unas recetas sanas para tu desayuno. Para ponértelo más fácil, hemos introducido algunos trucos para que cuando te despiertes tengas que hacer menos esfuerzo y tengas unos minutos más para arreglarte antes de ir a trabajar.

Batido de piña, kiwi y avena

Ingredientes:

  • 1 kiwi
  • 1 loncha de piña
  • 1 vaso de leche descremada (o leche vegetal con bajo contenido en azúcar)
  • 2 cucharadas de copos de avena
  • Licuadora de vaso o de mano

recetas sanas

Preparación:

  1. Pela el kiwi y saca la cáscara de la piña, corta en pedazos (no hace falta que sean regulares) y deposita todo en la licuadora.
  2. Añade el vaso de leche (o bebida vegetal) y la avena.
  3. Bate todo hasta obtener una consistencia cremosa y homogénea
  4. Vierte en tu vaso y ¡listo!

Truco:

Si por la mañana te gusta quedarte en la cama esos cinco minutos más, puedes dejar algunas tareas ya listas: mezcla las 2 cucharadas de avena en el vaso de leche la noche anterior, cubre y ponlo en la nevera. La piña la puedes limpiar, cortar en pedazos y poner en un tupper hermético en cantidad abundante. Aguantará en la nevera 3-4 días. Si te da pereza hacer tareas de precisión a primera hora, puedes sustituir los kiwis por 2 dátiles u otra fruta que no tengas que pelar, tipo fresas o cerezas.

Yogur con chía y frutos secos

Ingredientes:

  • 1 tarro pequeño de yogur natural (o 125 g)
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 cucharada de frutos secos troceados
  • 1 cucharadita de cacao en polvo sin azúcar / canela

recetas sanas

Preparación:

  1. En un bol o una taza de cristal junta todos los ingredientes (menos el cacao en polvo) por capas, empezando por unas cucharadas de yogur, luego un poco de semillas de chía, un poco de frutos secos y repite hasta que se acaben.
  2. Espolvorea el cacao (o la canela) en la última capa y ya está. Rápido, ¿no?

Truco:

También puedes sustituir los frutos secos por fruta de temporada o deshidratada. Además puedes realizar todo el proceso por la noche antes de ir a dormir y, si lo preparas en un vaso de cristal, las semillas de chía por la mañana te regalarán una bonita sorpresa.

Tostadas integrales mediterráneas

  • 2 rebanadas de pan integral o de semillas
  • 1 tomate
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra
  • Orégano o tomillo

recetas sanas

Preparación:

  1. Torra ligeramente el pan en el horno o la tostadora
  2. Lava y corta el tomate en lonchas finas y colócalo encima de cada rebanada
  3. Añade un chorrito de aceite encima y una pizca de hierbas al gusto.

Truco:

Este desayuno es perfecto para esos días que tengas más tiempo, pero si lo tuyo es tomar algo salado por la mañana antes de ir a trabajar, puedes sustituir el pan por tostadas integrales con bajo contenido en grasas y utilizar tomate para untar en vez del tomate fresco.

Recuerda que tomar líquidos es muy importante, sobre todo por la mañana, por eso añade siempre alguna bebida en tu desayuno. Según la época del año, puedes acompañar estas recetas con un té, un café o un zumo y variar para no aburrirte tomando siempre los mismos ingredientes. ¿Ya sabes qué desayunarás mañana?