piel de naranja

Consejos para prevenir la temida piel de naranja

¿Por qué la celulitis tiene un aspecto que recuerda la piel de una naranja? Si sufres esta alteración de la piel ya habrás investigado y sabrás que este problema es más que un inesteticismo de la piel. Se trata, de hecho, de una infección de la dermis que se manifiesta cuando se acumula grasa en las capas más profundas de la piel formando unos nódulos.  Es importante mantenerla bajo control y, sobre todo, prevenirla.

[hs_form id=”5″]

Las causas de la temida piel de naranja (que por cierto, afecta también a los hombres) pueden estar relacionadas con factores como la genética y los desequilibrios hormonales, pero es cierto que un estilo de vida poco saludable puede empeorar la situación.

Para mantener tus brazos, vientre, muslos, caderas y glúteos sanos y firmes y prevenir o atenuar las consecuencias de la celulitis, aquí te dejamos algunos consejos que te ayudarán a mantener a raya la piel de naranja aprovechando un estado de bienestar generalizado.

  • Haz que tu alimentación sea lo más equilibrada posible. “Somos lo que comemos”… seguro que ya has oído esta frase, porque es consabido que hay una relación entre lo que comemos y nuestra salud. Reducir el aporte de grasas, azúcares refinados y alcohol hace que tu cuerpo tenga una mejor digestión y gaste menos energías para eliminar las toxinas. Por otro lado, recuerda comer al menos 5 porciones diarias de frutas y verduras, que te aportarán vitaminas y otros principios activos que aliviarán la retención de líquidos (otro factor que influye en la formación de la piel de naranja). Los batidos son una forma fácil y alegre de consumir vegetales y puedes crear tu receta en base a la temporada y necesidades.
  • Muévete cada día. La importancia de hacer movimiento para activar la circulación y sudar es indiscutible. Si el trabajo te exige tener una vida sedentaria, intenta hacer pausas para estirar las piernas y masajearlas para reactivar la circulación. Dedica al menos una media hora diaria para hacer alguna actividad que te permita sudar un poco: subir y bajar escaleras, ir en bici, salir de compras sin utilizar el coche, hacer deporte en casa o en el gym.
  • Integra el masaje profesional en tu rutina. Los masajes no sirven solo para descontracturar la espalda o relajarse. Existen masajes específicos, como los drenantes, que resultan perfectos para ayudar tu sistema circulatorio a eliminar toxinas y disminuir el riesgo de la formación de depósitos de grasa por debajo de la piel.
  • La cosmética, tu aliada contra la piel de naranja. Elegir un buen producto para hidratar y nutrir la piel puede darte resultados inesperados. En el mercado existen cremas y geles con principios activos naturales y fórmulas de última generación estudiadas para prevenir la piel de naranja. Pregunta a tu farmacéutico de confianza y encuentra la más adecuada para tu caso.

Cuidar de ti misma y garantizar que en tu rutina haya espacio para poner en práctica estas sugerencias te ayudará a reducir los problemas causados por la celulitis. ¡Apuesta para una piel con un aspecto bonito y saludable y olvídate de la piel de naranja!