peeling enzimatico

Peeling enzimático: ¡Descubre sus beneficios!

El peeling enzimático es un método de exfoliación que se ha difundido mucho en los últimos años. Su acción delicada sobre todo tipo de piel  y los resultados bien evidentes desde las primeras aplicaciones lo han convertido en un tratamiento de belleza imprescindible que se practica en casi todos los centros estéticos.

[hs_form id=”5″]

Si aún no lo has probado y quieres saber un poco más acerca de este tratamiento de exfoliación para la cara, hemos recopilado para ti algunos de los beneficios más interesantes.

Peeling enzimático: Un sinfín de beneficios

  • El primero, ya lo hemos dicho, es que es muy delicado y perfecto hasta para las pieles más sensibles. Esto se debe a la presencia de principios activos naturales que respetan la dermis sin causar irritaciones.
  • Limpia en profundidad porque trabaja con la acción de los enzimas para liberar la piel de las células muertas. Permite llegar fácilmente a la suciedad en los poros y deja la piel más luminosa y tonificada.
  • Se aplica sin necesidad de aplicar presión o abrasión (como en el caso de los peelings mecánicos). Este factor disminuye la posibilidad de lesionar o irritar la piel.
  • Contiene ingredientes naturales, como la papaína extraída desde la papaya o la bormelina, principio activo presente en la piña. Es perfecto para aquellas personas que quieren eliminar inesteticismos pero de forma más delicada y natural.
  • No hay contraindicaciones para su uso en ningún periodo del año. Es posible practicar el peeling enzimático cada semana.
  • Funciona para la eliminación de manchas superficiales. En este caso, los resultados se apreciarán mejor después de algunas sesiones. El tratamiento actúa uniformando el color de la piel y mejorando su apariencia.
  • Suaviza las arrugas gracias a una acción regeneradora. Este aspecto se refiere sobre todo a las arrugas superficiales que se atenuarán ya después de la primera aplicación. Para las arrugas más profundas, hay otros tratamientos de exfoliación más eficaces.
  • El peeling enzimático se puede aplicar tanto sobre pieles jóvenes que en las más maduras y actúa mejorando el aspecto general de la piel en ambos casos.
  • Alivia la sequedad de la piel gracias a la eliminación de la capa de células muertas. De esta manera las células vivas son más disponibles para recibir los principios activos de tu crema hidratante.
  • Ayuda a cerrar los poros y mejorar el aspecto de la tez permitiendo una limpieza profunda y delicada y actuando para un reequilibrio y regeneración celular.

Existen marcas que combinan el exfoliante enzimático con el mecánico para intensificar la limpieza en caso de pieles grasas y otras que trabajan solo con enzimas y principios activos naturales para asegurar el respeto de las pieles más sensibles. Ambas propuestas son válidas, solo tienes que conocer las necesidades de tu piel para escoger el producto más adecuado para ti.

Si es la primera vez que experimentas el peeling enzimático y no te sientes segura, puedes probar en un centro estético. De todas formas, la elección de un peeling u otro dependerá de tus necesidades y tipo de piel. Prueba distintas técnicas hasta encontrar la que te dé los mejores resultados.