quemar grasa

Tips para quemar grasa y lucir bañador

¿Ya has comprado el bañador para este año? ¿Estás contando las horas para lucirlo en la playa y enseñar una figura espléndida y armoniosa? Si tu respuesta es no, no sufras, aún tienes tiempo para perder peso y reducir volumen. Sólo tienes que seguir una serie de consejos que te ayudarán a quemar grasa de forma fácil. ¿Qué debes hacer para conseguirlo?

Un estudio publicado por The Journal of Phisiology, una de las publicaciones más importantes del mundo en materia de psicología, concluye que con la llegada del verano aumentan las ansias de verse bien y lucir nuestra figura.

[hs_form id=”11″]

Lo anterior adquiere sentido si tenemos en cuenta que el calor, el abandono temporal de nuestras rutinas y el hecho de que haya más horas de luz nos predisponen para la distensión, el descanso y, si se quiere, la interacción con nuevas personas de nuestro entorno o de aquellos que visitemos en esta temporada.

Sin embargo, siempre corremos el riesgo de dejar los hábitos saludables que hemos llevado en el resto del año. Ese es el verdadero reto del verano: no permitir que los cambios de estación modifiquen nuestras rutinas en materia de alimentación, ejercicio, cuidados y rutinas complementarias. ¿Estás preparada para ello?

El verano, la mejor estación del año para quemar grasa

Como bien sabes, las altas temperaturas del verano ayudan a que el cuerpo elimine más líquidos que en otros momentos del año. Es una estación especialmente propicia para los alimentos diuréticos, que además nos ayudan a limpiar el organismo.

Sea como sea, no dejes todo en manos del calor. La clave está en adaptar tu dieta a la temporada estival y aplicar una serie de consejos como:

a) Come más veces al día:

En el verano hay más horas de luz y tus rutinas alimenticias se modifican. Por ejemplo, el cuerpo tiende a pedir más calorías de las habituales y es probable que pases más hambre. ¡Tranquila, se trata justamente de eso! La nutricionista Joy Bauer, autora del libro Cooking with Joy, recomienda que realices cinco comidas al día de entre 200 y 300 calorías, para evitar que el metabolismo se desacelere y deje de quemar grasa y eliminar residuos.

b) Evita los carbohidratos por la noche:

Las noches de verano son propicias para cenas copiosas, pero si tu propósito es quemar grasa no te las puedes permitir. O al menos no con alimentos ricos en carbohidratos (patata, arroz, pastas). Ten en cuenta que se aproxima el final del día y que te mantendrás en reposo, con lo cual esos carbohidratos se pueden convertir en grasas localizadas.

c) Incluye proteínas en cada comida:

Eso sí, no dejes de lado las proteínas, especialmente en las comidas que ingieras en las horas centrales del día.  Nos ayudan a acelerar el metabolismo.

d) Duerme bien:

Otro estudio, esta vez uno de la Universidad de Chicago, afirma que las personas que duermen menos de 5 horas al día tienen problemas para el funcionamiento de su metabolismo y, por consiguiente, para quemar grasas. Lo más idóneo es que duermas entre 7 y 8 horas.

e) Haz ejercicios a primera hora de día:

Realizar cualquier tipo de actividad física durante las mañanas del verano nos ayuda a quemar grasa. La razón es sencilla: el metabolismo se activa desde las primeras horas y se mantiene en esa dinámica el resto del día. Un metabolismo activado es un metabolismo más equilibrado y sano.

¡Sigue estos sencillos consejos y prepárate para lucir bañador este verano!