peeling casero

3 recetas para un peeling casero personalizado

¿Te gusta cuidar de tu piel de forma natural? Bien, hoy tenemos unas recetas de belleza que puedes preparar con los ingredientes que tienes en casa. Para satisfacer las exigencias de cada piel hemos pensado en 3 diferentes tipos de peeling casero: uno para pieles grasas, uno para pieles sensibles y otro para pieles muy secas.

Como ya sabrás el peeling debería ser parte de tu rutina de belleza y realizado al menos una vez por semana para que puedas obtener buenos resultados y mejorar el aspecto de tu dermis. Ahora toma nota de estas recetas y encuentra la que se adapte mejor a tu tipo de piel:

Miel y zumo de limón

Esta mezcla está indicada para las personas que tienen la piel más grasa y tienden a acumular más impurezas en los poros. El peeling contiene apenas 2 ingredientes: 1 cucharada de miel y 4-5 gotas de limón. La miel con su gran aporte de agua y sus enzimas actúa en profundidad asegurando una buena limpieza de los poros. La vitamina C y los demás principios activos del limón tienen efecto blanqueador y regulador del sebo. Con este tratamiento casero, tu piel tendrá un aspecto más tonificado y brillante.

Avena y aceite de almendras dulces

Si tienes una dermis delicada, confía en las propiedades calmantes de la avena y la hidratación profunda del aceite de almendras. Para preparar la mezcla para hacer un peeling casero en tu cara, tritura una cucharada de copos de avena en la batidora y luego en un recipiente mézclalos con pocas gotas de aceite de almendras hasta obtener una consistencia suave pero no demasiado líquida.

Peeling casero con yogur, café y aguacate

A la vuelta de las vacaciones o en determinados periodos del año, tu piel puede necesitar algo más nutritivo y eficaz para recuperar ese aspecto saludable que a todas nos gusta. Los principios activos del yogur, el café y el aguacate tienen exactamente el efecto de reparar, activar y nutrir en profundidad la dermis. Junta una cucharada de yogur natural con una cucharadita de café natural molido y una cucharada de aguacate. Mezcla todo hasta que se quede uniforme como una crema.

Método de aplicación

Todos los peelings tienen el objetivo de remover la capa de células muertas y favorecer el proceso de regeneración de la piel. Elige la mezcla que mejor se adapta a tus exigencias, teniendo en cuenta que la piel no siempre es igual y podrías necesitar una u otra según el periodo del año para un tratamiento más personalizado. Para la aplicación sigue estos simples pasos:

  1. Primero limpia tu piel con tu gel de ducha habitual y agua tibia.
  2. Sécate delicadamente con una toalla limpia.
  3. Coge una porción de peeling con las puntas de los dedos y empieza a aplicarla en todo el rostro con masajes circulares delicados, evitando las zonas alrededor de los ojos y los labios.
  4. Deja actuar 5-10 minutos y luego remueve ayudándote de una esponja o una toalla y abundante agua tibia.
  5. Seca con cuidado y aplica abundante crema hidratante.

El peeling es un cuidado indispensable para la salud y la belleza de tu piel, y deberías realizarlo (al menos una vez por semana, preferiblemente antes de dormir) siempre eligiendo productos de calidad o preparándolo en casa con ingredientes naturales y ecológicos para regalar a tu piel una limpieza profunda y una buena hidratación.

Con pocos elementos y algunos minutos por semana obtendrás resultados visibles desde la primera aplicación de tu peeling personalizado. ¿Ya has elegido el peeling casero ideal para tu tipo de piel?