Aceite de coco

Cinco propiedades del aceite de coco

Entre los aceites naturales más idóneos para complementar una dieta sana está el que se elabora a base de coco. Si aún no lo has probado, a continuación te explicamos sus principales ventajas para la salud y la belleza. ¿Nos acompañas?

[hs_form id=”25″]

Durante mucho tiempo se pensó que las grasas del aceite de coco —al igual que las de otros aceites naturales y vegetales— eran perjudiciales para nuestra salud. Sin embargo, dicha idea ha sido desterrada gracias a estudios recientes que han demostrado que, por el contrario, tienen propiedades medicinales y nutritivas.

Para empezar se trata de grasas de cadena media, similares a las que se encuentran en la leche materna, y que se caracterizan por pasar directamente al hígado, donde se convierten en energía y adquieren efectos terapéuticos.

Es decir, se metabolizan de forma diferente a las grasas de cadena larga —también llamadas colesterol malo—, las cuales se encuentran en las carnes rojas o los lácteos y no siempre desaparecen de nuestro organismo.

Dicha cualidad ha provocado que cada vez más personas se fijen en el aceite de coco como complemento vitamínico ideal para las dietas sanas o para los tratamientos de belleza facial, un campo donde también destaca debido a los beneficios que tiene.

¿Qué beneficios conoces del aceite de coco?

La tribu de los tokeluanos, una comunidad del sur de Oceanía que se ha alimentado durante siglos a base de coco y sus derivados, es una de las poblaciones más sanas del planeta. Sus índices de enfermedades cardiovasculares son casi nulos y gozan de un bienestar y una calidad de vida admirables.

Este pueblo es el mejor ejemplo para hablar de las propiedades del aceite de coco, cuyos beneficios no se limitan al campo de la alimentación. Veamos los principales:

1) Es un hidratante ideal para la piel. Las pieles secas se benefician de los componentes del aceite de coco, que las hidrata y les proporciona las sustancias naturales que van perdiendo con el paso de los años.

2) Reduce las estrías y la celulitis. De hecho, su efecto va mucho más allá. Del mismo modo que los aceites de almendras o rosa mosqueta, también ayuda a eliminar las estrías y la celulitis que aparece en algunas zonas del cuerpo, especialmente en las piernas y la cadera.

3) Controla el apetito y posee efectos adelgazantes. Una pequeña dosis de aceite de coco al día regula nuestro metabolismo y disminuye la ansiedad de comer, que en muchos casos es la causa principal de la obesidad. Esto se debe a que posee ácidos grasos de cadena media que reemplazan a los de cadena larga, los cuales se suelen acumular en el organismo.

4) Regula el nivel de colesterol en el organismo. Una propiedad que no podemos dejar de lado es el efecto regulador de los niveles de colesterol en el organismo. El aceite de coco eleva el nivel de grasas HDL (también llamadas colesterol bueno), lo cual disminuye el riesgo de que suframos enfermedades cardiovasculares a medio o largo plazo.

5) Tiene efectos antibacterianos. Es un producto que, además, tiene un alto contenido de vitaminas y antioxidantes, lo cual contribuye a la limpieza de nuestro organismo y al aumento de nuestras defensas.

[hs_form id=”10″]